20 de noviembre de 2017

Memento mori

Un asesino serial comienza a dejar cadáveres por distintos rumbos de Valladolid, mientras el Grupo de Homicidios de la ciudad hace hasta lo imposible por tratar de detenerlo aunque sin mucho éxito”.

El anterior es el argumento de "Memento mori", del vallisoletano César Pérez Gellida, misma que tuvo éxito en las mesas de bestsellers* en España, y si bien la editorial Suma de letras lo publicita como “novela negra”, es una novela típicamente policiaca.

Gellida nació en Valladolid, estudió geografía, marketing e historia, trabajó en el sector de las telecomunicaciones hasta que en 2011 se muda a Madrid para dedicarse a la literatura; ha publicado seis novelas, ganó el premio “Racimo de literatura” 2012, escribe para la prensa y actualmente vive exiliado en Argentina.

"Memento mori" (el primero de una trilogía), tiene aspectos positivos y negativos. En los aciertos está una narrativa accesible que permite a la historia desarrollarse con soltura y cumplir con los cánones del género, atrapando al lector en los momentos dramáticos de la historia, pero hasta ahí: lo demás son cientos de páginas plagadas de lugares comunes en las que la trama y desenlace lo hacen uno más del montón.



En las debilidades los personajes poseen los rasgos del típico thriller: Augusto Ledesma: atractivo, deportista, exitoso, hacker, diseñador y asesino serial… Ramiro Sancho: alcohólico, soltero, fanático del rugby y policía encargado el caso… y Armando Lopategui: irritante ex miembro de la Stasi y KGB, criminalista y que resulta ser (el poco creíble) cerebro detrás de los crímenes… acompañados, obvio, del policía corrupto, los jefes que buscan apartar al inspector del caso, la novia que se convierte en víctima y la fiscal que apoya al policía.

Gellida abusa al detallar escenas y diálogos insulsos que podrían haber ahorrado 100 páginas del libro, más el colmo son las citas de asesinos seriales famosos como Jeffrey Dahmer, Ted Bundy y John Wayne Gacy que el autor quiere vender como novedosos, cuando han sido aludidos con mayor fortuna por autores como Dan Wells, Ann Rule y Roy Wenzel, lo que podría haber evitado otras 150 páginas… por si fuera poco la manera de referirlos se asemeja a una consulta de Wikipedia, lo que es una señal de las limitantes del autor sobre el tema.

El final de la novela es por demás aburrido, lleno de obvias lagunas e imprecisiones que el autor incorporó, sin mayor astucia, para vendernos los dos siguientes volúmenes de su trilogía…

En suma: "Memento mori" no es malo, pero el exceso del cliché suena al plagio del conjunto de la historia de la literatura policiaca, lo que hace a la novela apta para los que dan sus primeros pasos como lectores del género y se creen todo lo que un copycat les quiere contar.

*curioso: en las librerías de la ciudad de méxico está en oferta, si bien un libro cuesta $300 en promedio, éste se vende en $99… será síntoma de su calidad?

César Pérez Gellida, Memento mori, 588 páginas, Suma de letras, 2013



11 de noviembre de 2017

méxico: el terremoto que viene?



1.
Desde el sismo del 19 de septiembre de 2017 que azotó a los estados de Puebla y Morelos, y que repercutió en la Ciudad de méxico (http://basurerodealmas.blogspot.mx/2017/09/el-terremoto-evidencio-las-entranas-de.html), no ha pasado un solo fin de semana en que no transitemos por la Colonia Roma, una de las más afectadas.

El sábado pasamos frente al edificio de Álvaro Obregón 286 (terreno que será expropiado por el gobierno local para construir un memorial) y vimos a varios desencarnados, confundidos, frente a las ruinas en las que perdieron la vida, lo que ratifica que la información que me dio mi hija sobre el derrumbe (es paramédico de la Cruz Roja), resultó correcta: ahí había más personas de las que reconoció el Gobierno local y en los escombros quedaron cadáveres sin rescatar, de ahí que ellos permanezcan a lado de sus cuerpos.

En otros edificios donde también hubo pérdidas humanas (http://basurerodealmas.blogspot.mx/2017/10/eleggua-andaba-entre-los-escombros-del.html), la situación tristemente se repite: mi amiga Vera, gran espiritista, ha tenido terribles experiencias espirituales con las almas de los niños que fallecieron en el derrumbe del “Colegio Enrique Rébsamen” y que también se perciben entre los escombros.

2.
En estos días, como consecuencia de caminar por la colonia Roma, también tuvimos oportunidad de conocer Sanadores, Curanderos, Videntes y demás que nos han proporcionado otro tipo de información relacionada con el terremoto, datos de los que ningún medio de comunicación hará mención.

Por ejemplo, la Curandera Jacinta (vive en Yecapixtla, Morelos), nos mencionó que el motivo por el cual el terremoto no tuvo su epicentro en Chiapas, Oaxaca o Guerrero, es porque su origen no fue la versión del “acoplamiento de placas tectónicas”, sino por la fractura de una capa geológica debajo del volcán Popocatépetl, grieta que se extendió varios kilómetros hasta llegar a los límites del sur de la capital y entrando furiosamente por Xochimilco… y de paso nos advirtió sobre el nacimiento de un nuevo volcán en Jojutla.

El Babalowo Humberto (famoso por la zona de Satélite), me dijo por teléfono que Obatalá anda bravo con méxico, y citando  mi texto (http://basurerodealmas.blogspot.mx/2016/08/obatala-es-el-dueno-de-los-temblores.html), coincidió con que es el dueño de los temblores, agregó que se tomó la libertad de consultar al pie de Orunla la posibilidad de un terremoto que pudiera afectar a la capital y la respuesta fue positiva, y si bien me advirtió sobre su terrible impacto, no entró en detalles (yo tampoco pregunté).

Conversando con el Curandero Roberto, dije que J.L. Camacho predijo el pasado terremoto con cierta precisión, anunció que el siguiente, podría suceder entre el 20 y 22 de diciembre de 2017, a lo que mirándome con seriedad señaló: “para qué quieren esperar tanto tiempo a que suceda?”. Tras ello recordó que su primo Carlos (El Chamán) advirtió sobre un sismo que iba a provocar pocas víctimas, lo que generaría errónea confianza de que había pasado lo peor, más lejos de ahondar en el siguiente, Roberto cambió de tema.

A su vez el propio Alberto Zecua ha reconocido cierta confusión por el origen del último terremoto, más sostiene que sigue vigente su advertencia sobre el inicio de una serie de sismos que provocarán la desaparición de gran parte de la ciudad (recomiendo revisar el mapa en el que él detalla el grado de peligro por zonas en la capital), y que ello será el principio de diversos temblores que sacudirán a todo el planeta. 


Adel (Angelóloga), nos confió que hace dos años inició una cadena de oración para contener un terremoto que afectaría a la capital, afirmando que las pocas desgracias del pasado sismo eran por las plegarias. Reconoce la posibilidad de que se presente otro temblor que destruya la ciudad, por lo que en varios templos dentro y fuera del país siguen orando. Yo suelo cuestionar dichas cadenas, pues lo único que hacen es posponerlo mientras más energía se acumula en las capas geológicas, por lo que cuando se libere su fuerza será apabullante.

3.
Tras el terremoto del 19 de septiembre he recibido mails, what’s y llamadas telefónicas de amistades y familiares que me preguntan si habrá otro terremoto en el país y si este impactará en la Ciudad de méxico.

Sobre ello me sumo a la opinión del Tata Juan a quien presencié dar la siguiente respuesta a una joven que preguntaba por el tema: “para qué quieres saber? para vivir con miedo? si tu destino es morir durante un terremoto, nada lo evitará aunque te cambies de casa o de país… mejor pórtate bien y procura hacer lo correcto todos los días”, sí, pero…

4.
Hace unos 5 años, durante una comida con compañeros de mi trabajo, sentí un mareo (señal inequívoca de que está a punto se presentarse un sismo), y tras ser interrogado por una amiga sobre mi semblante solté ingenuo un “hoy en la tarde tiembla”, lo que efectivamente sucedió.

Ni que decir que durante semanas se soltó el rumor de que yo “era adivino” y de pronto me vi rodeado de gente (muchos de ellos desconocidos) que se acercaba para todo tipo de consultas: posibles infidelidades de la pareja, fecha del cese de su jefe, ubicación de tesoros familiares, será niño o niña?, enfermedad que les mataría, marcadores de partidos de futbol o resultados de la lotería, preguntas a las que tuve que improvisarles mordaces respuestas hasta que me dejaron en paz.

5.
Aprendí mucho de aquello, más ahora que me insisten con la pregunta: “tú, que eres vidente, dime si sucederá otro terremoto”, respondo que , será trepidatorio, su epicentro no será en la Ciudad de méxico pero provocará daños y desgracias como nunca se ha visto… cuándo?

Ya hay muchos apostando en internet, radio y tv con la fecha exacta (algunos hasta precisan la hora), dejando de lado que cualquier alteración de la naturaleza en méxico tiene que ver más con karmas que con situaciones fortuitas, más para que se tomen precauciones diré: la videncia me muestra que tras un desastre natural (cuidado con las costas del océano pacífico), en una época del año que debería ser de festejo y alegría, se respiraban aires de tristeza y desconsuelo.
                   
Más allá del miedo, los mexicanos cometen el error de pensar que lo único que les afecta es lo que viven en carne propia, si no les sucede entonces no existe o les es indiferente, de ahí que deba decir que aparte del próximo terremoto otros fenómenos naturales afectarán varias zonas del país y algunas de sus consecuencias repercutirán en la capital: de esos cataclismos es de los que deben preocuparse.

5 de noviembre de 2017

Angus y Julia Stone



Hace poco la periodista cultural Julia Alquézar escribió: “si están un poco al tanto de las últimas tendencias se habrán dado cuenta de que en las redes sociales, en televisión y en los clubs … se ha impuesto un odio a lo hipster”, entrada que mal que bien sirve para justificar la emoción que le provocó descubrir la música de “Angus & Julia Stone”, y si bien su análisis adolece de objetividad, dedica bastantes líneas a declarar que ser hipster y usar barba es algo indisoluble y afirma que la banda es un exponente de ese movimiento, todo lo cual termina por tirar su texto por la borda.

“Angus & Julia Stone” es un grupo fundado en 2006, en Australia, por dos hermanos (ambos guitarristas) y cuya música transita entre el indie, folk, pop y hasta alternativo, según el crítico musical que hable de ellos. Provienen de una familia musical: sus padres también formaron en un dúo que obtuvo popularidad en Sydney, de ahí que hayan crecido en un ambiente con tendencias libertarias.

Han grabado cuatro cds, eps, albums en vivo, videos conceptuales y algún tema para películas como Les ámotifs anonymes y Grease, (el quinto dicso aparecerá en breve), mismos que en su conjuto destacan por ser innovadores y mantener una constante evolución de su sonido; sin embargo, tras publicar el exitoso Down The Way, en el año 2012 anuncian su separación y el inicio de sus carreras solistas con las que obtuvieron gran éxito.


Llámese destino o suerte pero en 2014 el famoso productor Rick Rubin, fascinado por su sonido, consigue reunirlos para grabar el disco homónimo Angus & Julia Stone, en donde se nota más fuerza en las guitarras, las voces consiguen equilibrarse y consiguen que el cd reciba el calificativo de “perfecto” y sea catalogado como “uno de los mejores de la actual década”.

Volviendo al tema hipster, ese encasillamiento ha permitido a Angus & Julia circular libremente entre los oyentes de los ya citados géneros indie, folk y demás, más en lo personal su sonido me remite más hacia unos tempranos The Cure y lo que hacía Sonic Youth en sus últimos discos, combinado con la faceta más exquisita de This Mortal Coil, la tensión de Fink y la sinceridad de The Dø, lo que facilitaría colocarlos como “rock alternativo” sin ofender a nadie.

Angus & Julia Stone fue grabado en el Shangri La - Studios, en la paradisiaca California, contiene 14 temas (dos más en la edición especial), fue precedido por el interesante sencillo "Heart Beats Slow", posteriormente lanzaron "A Heartbreak”, junto con sus respectivos videos, y al poco tiempo alcanzó los primeros lugares en Alemania, Francia, Nueva Zelanda y Bélgica.

Si bien en la actualidad los hermanos Stone están por editar su nuevo álbum “Snow”, tienen ante sí el reto de superar a éste que les recomiendo ampliamente: un disco que los colocó en los primeros lugares de las listas de popularidad europeos y aunque son poco conocidos en Latinoamérica, están acumulando premios, reconocimientos y discos de oro y platino en Reino Unido y Europa mientras su popularidad crece a paso seguro en Norteamérica.