10 de octubre de 2017

El secreto para reforzar a Olokun

1.
Es muy poco lo que se sabe de Olokun, un Orisha relativamente joven en Cuba y del que Fermina Gómez (cabeza de mi segundo linaje religioso), rompió muchas de sus prohibiciones al recibirlo cuando antes era potestad sólo de Babalowos, lo que permitió que también los Santeros lo pudieran consagrar.

Por lo anterior se dice que ella parió todos los Olokún que hay en Cuba, más con el paso de los años se ha ido perdiendo su conocimiento, de ahí que en la actualidad nadie se atreva a coronar Olokun directo ni siquiera en la rama de directa de Fermina a la que pertenezco: “La pañoleta” –llamada así por la costumbre de colocar los otas en esa prenda- en conflicto con la rama hermana “La pimienta”.

Dada la secrecía de los Babalowos con respecto a las ceremonias de Olokun, Fermina estableció tras mucho estudio (y con la gran videncia que tenía), el ofrendarle un cerdo a mitad del mar, sacrificarle gatos, diferenciar entre Olokun de Osha y de Ifa, su entrega sin tener coronado Santo, el uso del Agogó de bronce, la coronación directa y otros.

Entre las diferencias de Olokun de Osha e Ifa que estableció Fermina, es que el de Babalowo no lleva agua pues vive en el espacio vacío de las rocas entre la tierra y el mar, mientras que el de Santero lleva agua ya que su eje es Aggana Erí (la espuma del mar), tan poco considerada por los sacerdotes de Ifa al momento de hacer ebboe).

2.
Olokun es un Orisha difuso no sólo por su personalidad, sino por la señalada secrecía con la que se comportaban los Babalowos, de ahí su misteriosa máscara, violenta personalidad, ambigüedad sexual, utilidad y su poco claro encadenamiento por parte de Obatalá en el fondo del mar para “contener su carácter irascible”.

Conforme Fermina la fue adaptando a la Osha, se determinó que como atributo un Santero debería recibirlo por tres motivos: para elevar su espiritualidad, generar riqueza y dar salud. Si bien la ceremonia para coronarlo con oro para Yemayá (o recibirlo como complemento de la corte africana), es complicada y costosa (nunca puede faltar el awan con 21 ministras al que se le baila en una canasta), una vez que se cuenta con él (ella), al Santero se le dan una serie de indicaciones para vincularse con esta deidad, como puede ser:

- hacerse una rogación de cabeza y pasar toda la noche ante su sopera.
- se le entregan bolitas de ñame cocido.
- colocarle 9 frutas dentro de una canasta y dejárselas 9 días.
- darle palanquetas de gofio con melado (la más socorrida).
- colocarle chicharrones de cerdo y mariquitas de plátano.
- hacerle tamal de frijol carita cocido al vapor en hojas de plátano.
- cocinarle mariquitas de plátanos verdes fritos
- ofrendarle gallinas blancas.
- colocarle 9 ramos de perejil junto con un cuenco lleno de melado.
- sacrificarle un cerdo, pato, caimán, gallo blanco viejo, carnero y guineas.
- mezclar el agua de su sopera con melado y darse un baño a jicarazos.

Hay otro tipo de “obras”, como la de hacer una meditación espiritual, vestido de blanco y sentado en una estera frente a Olokun, durante el tiempo en que tarde en consumirse una vela blanca, ofrendarle flores blancas de espigas a la orilla del mar sin pedirle nada; también se exige que el agua de su sopera debe mantenerse limpia, agregándole la que le falte y contar con dos espíritus que simbolizan la vida y la muerte, representados por una muñeca de plomo que lleva en una mano una serpiente (Akaró) y en la otra una careta (Somú Gagá).


3.
Todo lo anterior puede consultarse en un tratado de Olokun (para quienes tengan la suerte de encontrar un autor que conozca el tema)… o en la web, donde se publica información a ton y son sin saber la importancia de este Orisha en el Panteón yoruba, más el verdadero secreto para reforzarlo y que entregue estabilidad, prosperidad y alivio NO está en algunos de esos tratados, sino en las libretas de los viejo(a)s sabio(a)s que tuvieron contacto con Fermina y que conocen sus secretos, como las ya citadas ramas “la Pimienta” y “La pañoleta”.

4.
No entraré en el detalle de cómo mi esposa y yo nos incorporamos a esta última (sería llenar hojas de anécdotas que dejaré para mejor ocasión), pero sí compartiré el secreto para reforzar la presencia de Olokun en la vida de todo Santero y de aquellos que lo hayan recibido con el poco valorado “Orisha de adimú”.

Olokun se muestra es a través de remolinos, de ahí que al realizar las siguientes dos actividades, el religioso debe poner atención a su posible manifestación.

La primera actividad está relacionada con la presencia del iniciado en la playa y a mar abierto (esto es importante pues no siempre la costa da al océano, como es el caso de las bahías y lagunas). Se recomienda presentarse al atardecer, caminar sobre la playa a intervalos mientras se mira hacia el infinito y dejar que las olas arrojen a los pies especies marinas que deberán de recogerse, como caracoles, piedritas (no confundir con los otas* de Yemayá), coral y conchas, más a lo que deberá atenderse es a trozos de madera (que seguro pertenecieron a navíos que transportaban oro, joyas o pescas), evitando estrellas de mar y erizos (su pudrición dentro de la sopera provocará mal olor), más tampoco se trata de recoger cualquier objeto que llegue a sus pies y la intuición dirá qué allegarse.

La segunda no es privativa de la primera: se viaje o no a la playa, forma parte de la vida cotidiana del religioso.

En este caso se deberá tomar de la calle toda moneda (de cualquier denominación) o alhaja que se encuentre en su camino (sin importar si es de oro o plata), simplemente la recogerá, la guardará en su bolsillo izquierdo y la llevará a su casa con la intención de depositarla dentro de la sopera, sin embargo, hay una diferencia entre lo recibido del mar a sus pies y lo encontrado en la calle, lo cual es fundamental que el religioso tome en cuenta.

5.
Cuando se trate de productos recogidos en la playa, se meterán directamente en la sopera de Olokun, sin mayor ceremonial, más tratándose de alhajas y monedas de la ciudad, deberán de lavarse con omiero antes de introducirse en la sopera del Orisha.
                         
En dónde está el secreto?... erróneamente los religiosos ignorantes de Osha e Ifa afirman que la fortuna está en manos de Oshun, lo cual es falso: la verdadera abundancia está en Yemaya y Olokun, como generadores de la vida en el planeta (alimentos y recursos) o en Orisha Oko, creador de toneladas de minerales y comida (en minas y cosechas). En el caso de Olokun, Iroso Meyi lo señala con claridad: ''Nadie sabe lo que hay en el fondo del mar'', y en él se incluye todo tesoro material y espiritual.


* cuando estuve en la playa realizando la obra para Olokun, una piedra fue arrojada por una ola con tal fuerza que me golpeó dolorosamente el pie… ni que decir que a la mañana siguiente (antes de que asomara el sol), entré empapado de melado al mar para hablar con Yemayá… desde ese día la roca descansa sobre el CPU de la computadora de mi trabajo.

2 comentarios:

Oriana dijo...

Hola! Acabo de toparme con su blog, quede encantada! Saludos OAN

ujule rachid dijo...

hola, gracias por tus comentarios, saludos...