Irete meyi dice: El Peine no Puede Peinar un Calvo… El Juez que mucho avisa no quiere encontrar culpable… La persona que saca agua del rio, destruye el hogar de los peces… Fue la boca del macho cabrío la que lo mato… El sol no puede con la sombrilla y He de tener cuidado no caer en el hoyo de la prosperidad…

27 de septiembre de 2016

Aniversario luctuoso de Rubén Cuevas, Ojuani ni shidi

Cuando Rubén Cuevas me envió un mail anunciando que dejaba la religión Yoruba y la web donde fungía como administrador, me pareció un acto de congruencia… como resultado de ello le escribí un texto recordándole cómo nos conocimos… he aquí parte del escrito, en su aniversario luctuoso, mismo que me tomé la libertad de actualizar: 

Por casualidad encontré en un foro de yahoo el escrito de un tal Freakawo en el que hacía una interesante reflexión sobre Osun… en aquel entonces ya estaba descubriendo que mis padrinos de Osha e Ifa eran unos mentirosos, así que quise plantearle una duda y me dediqué a buscar su mail para escribirle, más fue imposible obtenerlo…

Meses después di con otro texto, esta vez en el sitio “Astrólogos del mundo”, mismo que en su momento comenté con mi padrino de Mano de Ornmila, quien dijo: “sí, ya he leído a Freakawo y es interesante”…

Posteriormente hallé el sitio “Astrología culta y erudita” de Marco Antonio Aguirre, en el que pude leer más textos de quien se llamaba Rubén Cuevas, un Babalowo hijo de Shango… escribí a Marco para pedir el email, el cual aparte de compartirlo me hizo comentarios halagadores de quien consideraba uno de sus mejores amigos…

Fue así que mandé mi primer correo electrónico al “Mono de 9 colas” con la duda sobre Osun, mas su respuesta me extrañó: aclaró mi confusión, pero denoté fastidio por tener que invertir su tiempo en neófitos como yo… 

Opté por no molestarlo, pero las estafas de mis padrinos y la abierta aversión que se profesaban nos llevaron a buscarlo de nuevo por otras dudas, encontrándolo ya como administrador de un Foro, propiedad de un tipo cuyo nombre no merece citarse, pero por motivos de este texto llamaré “X”…

Leíamos sus textos hasta la madrugada (su nick ya era Ojuani ni shidi) y a mediados de 2008, ante la observación que mi esposa hizo acerca de una impresición escrita por una forista, le propuse respondiera: dudó pues no es afecta a la web, la convencí, ello agradó a Rubén y tras algunos posteos más le propuso moderar la Sala de Espiritismo…

Nos fuimos enterando que ese Foro había sufrido una purga de indeseables que discutían las tesis de Rubén y cuestionaban su autoridad, lo que provocó su expulsión, abrieron webs para descalificarlo y mostrar su envidia por su sabiduría sobre Osha, Ifa y Astrología… comencé a publicar sobre Palo Monte, cosa que le agradó y me ofreció moderar el tema…

No sé la razón por la que nos escogió como moderadores cuando por aquel entonces media web estaba volcada en criticarlo, intercambié un par de mensajes con él en los que aparte de agradecer la distinción me comprometía a no crearle problemas, a lo que me respondió en un tono de advertencia: “eso espero”…

Desde ese año y hasta que renunciamos en 2014 estuvimos a su lado en una lucha diaria por mantener el orden en el Foro, pues uno de los males de la web es la impunidad que ciertos religiosos creen tener por esconderse tras el anonimato de una computadora, cizaña con la que algunos se inscribían (y eran expulsados) al tratar de hacer de las suyas…

El sitio, en la época en que fue administrado por Rubén, fue criticado por difundir la Osha sin las manipulaciones, atavismos, fundamentalismos ni las hipocresías de aquellos que dicen ser religiosos y en realidad son estafadores: la Osha, el Palo e Ifa son para evolucionar, no para joder la vida de los demás ni lucrar con el dolor ajeno…

Con todo en contra supo mantener a flote el Foro (pese que él y “X” son personas opuestas), incluso superando sus problemas de salud, haciéndolo una referencia para los que buscaban entender la esencia de las religiones de origen africano... con el tiempo se deshizo del nick Ojuani ni shidi y asumió su nombre...


Tras huir de mis padrinos sentí hartazgo y se lo dije a Rubén junto con mi posible salida del Foro, a lo cual me respondido: “ya usted ha hecho demasiado y se lo agradezco, si necesita descansar no hay problema, yo lo entiendo y si usted desea retirarse momentáneamente o para siempre esa puerta quedará abierta para cuando usted quiera regresar”…

Me relajé y lo seguí apoyando tras abrir mi blog del que dijo quería: “colocar en la página de "Ifá pagano" un botón de enlace para su blog "Basusero de almas", el cual por cierto visité ayer y me pareció maravilloso”… mientras tanto nos compartió secretos y obras que fuimos escribiendo en una gruesa libreta y que después enriqueció enviándonos archivos con información muy valiosa…

Pero el cansancio se le impuso: sus razones para anunciar que dejaba la religión y el Foro fueron claras (me las compartió en un emotivo mail), pero mantuvo su compromiso de seguir al pendiente del sitio través de su esposa hasta que “X” se pronunciara sobre el destino del Foro…

Lo que sucedió después fue una artera traición al bloquearles a ambos el acceso, así como una serie de intrigas que me llevaron a exigir se nos diera de baja pese a los intentos de cooptarnos para seguir moderando... con el paso de las semanas reaparecieron los enemigos de Rubén, quienes contribuyeron a que el sitio se convirtiera en vulgar cascajo a cuyos moderadores originales (nosotros), se ha tratado de suplir fallidamente con tres convocatorias y cuyos resultados son patéticos remedos de nada…

Lo subsiguientes meses Rubén siguió exponiendo sus opiniones en sus webs “Escuela de astrología ifa pagano” e “Ifá el reflejo del cielo astrológico”, impartió cursos y se dio gusto escribiendo sobre música y cine hasta que sus problemas de salud lo rebasaron… 

Hicimos el diseño conceptual de un Foro cuyo nombre sería “La coctelera cósmica”, mismo en el que invirtió todos sus ahorros para montarlo (lo justificó así: “ya que la plata no puedo gastármela en putas, pues gastémosla en pendejadas, pues el dinero no se irá conmigo”), contrató a un Aleyo informático para la programación, mismo que no sólo NO entregó el Foro, sino que además, días antes de que coronara Santo, le robó el dinero pagado por adelantado…

En aquellos meses se juntaron las traiciones de ahijados, amigos que creía tener, gente que incluso lo denunció en Facebook (le bloquearon su cuenta durante semanas), que finalmente hicieron mella en su estado de ánimo, y en consecuencia, en su salud…

Establecimos la costumbre de realizar video-chats los sábados en los que ratificaba ser muy divertido, pero también percibimos cómo desmejoraba físicamente... en algunas sesiones compartimos con su esposa la Sra. Maruja y su hijo Gabriel... en una le revelé que estaba ampliando mi espiritualidad más allá de la Osha y el Palo, le expliqué qué rumbos estaba tomando y se declaró sorprendido por las similitudes que había en muchas prácticas espirituales en apariencia disímbolas…

Ni que decir que hasta la fecha mi esposa y yo extrañamos a Rubén, no sólo por su paciente guía y su vasto conocimiento sobre la religión de los Orihas, sino también por el amigo que supo ser (pese a su crítica salud durante un video-chat hizo una interpretación exacta –la última en vida- de la carta natal de mi esposa), días antes de ser internado en un hospital donde posteriormente falleció (a los pocos días de haber cumplido años)...

Para la posteridad nos deja sus textos en los que comparte no sólo la profundidad de sus estudios sobre las similitudes entre la Astrología e Ifa, sino en general donde nos instruye sobre lo que es el equilibrio dinámico de la vida…

19 de septiembre de 2016

Ogunda iroso



Disminuí la velocidad de mi auto para ver la numeración de las casas. Era la primera vez que andaba en esos rumbos y el poco alumbrado público me dificultaba encontrar la dirección que me había dado el Santero, hijo de Oshanlá, con quien casualmente trabajaba religión.

Tras varios minutos encontré el lugar indicado, estacioné mi auto, bajé y toqué el timbre de la puerta color verde que se me había indicado como referencia principal… al instante fui recibido por una Santera hija de Oshún a quien ya había visto en algún toque de tambor.

Entré al amplio patio y vi a los ahijados de mi conocido trabajando: uno (hijo de Oggun que recién había cambiado de casa religiosa) preparando omiero, otro (hijo de Eleggua) confirmando que no faltara oti, oñi, epó y tela negra y uno más (hijo de Babalu Aye), junto con la Santera que me recibió, preparando la mezcla para hacer rogaciones de cabeza.

Saludé, pregunté por hijo de Oshanlá y me señalaron una habitación donde lo encontré ordenando los registros para facilitar las obras. Nos saludamos y conversamos hasta que la hija de Oshún avisó que todo estaba listo. Regresamos al patio donde él dio instrucciones señalando que los oparaldos se dejarían al final para que quienes no tuvieran asuntos con Eggun se evitaran alguna sorpresa desagradable.

Conforme realizábamos los ebboses el hijo de Oshanlá fue despidiendo a sus pacientes, quedando pendiente la obra con una joven para Eleggua y dos oparaldos más para un hombre y su hijo.

Atrajo mi curiosidad la ineptitud con la que el hijo de Oggun sarayeyaba y cómo se deshacía de los akukó: estaba a punto de llamarle la atención cuando un tropiezo de la hija de Oshún me distrajo y por ayudarla para evitar que cayera al piso olvidé la amonestación.

El hijo de Oggun se burló y sin avisar comenzó a sarayeyar a la joven encargándose él mismo de cantar y responder los orikis, terminó, ofrendó el akukó a Eleggua, lo sazonó, preguntó con obi si todo odara y él le respondió cinco veces Etawua antes de darle Alafia, tras lo cual arrojó el akukó al montón que había acumulado de las demás obras, más no llegó a la pila, soltó un improperio y se disponía a darle un puntapié cuando se le ocurrió encender un cigarrillo: parado frente al animal dio una calada cuando lo que sobraba del gallo levantó en vuelo y con un espolón lo rasguñó en la cara.

Todos nos asustamos pensando lo peor: que hubiese tocado el ojo, más el susto del joven fue tal que se alejó corriendo tapándose la cara y entrando en una de las habitaciones, el hijo de Oshanlá y yo fuimos tras él mientras los demás ahijados no atinaban a reaccionar.

Una vez que lo alcanzamos tuve que jalarle las manos para ver la herida: tenía un profundo arañazo que le cruzaba la mejilla, había rasgado la ceja y llegado hasta la frente, aunque sin haber tocado el ojo. Su padrino salió de la habitación y regresó con una botella de oti, le pidió cerrara bien los ojos y le sopleteó hasta llegar a la espalda. Pedí a la hija de Oshun acercara un frasco de oñi y que con los dedos índices y medio derechos le cubriera la herida: cuando él quiso protestar lo callé.

El trabajo religioso se detuvo hasta que se atendió la herida. Una vez que regresamos al patio lo llevé hasta donde estaban los akukos apilados mientras el que lo atacó aún se movía… le llamé la atención:




- de dónde sacaste que puedes amontonar cadáveres de gallos sin más?
- así lo hago – se jactó, provocando el enojo del hijo de Oshanla.
- no te pregunté eso – insistí.
- es mi estilo – repitió.
- sí, es tu “estilo”, pero yo te he dicho que en mi casa religiosa se trabaja con responsabilidad – intervino su padrino.
- debes entender esto – endurecí mi actitud – la religión de los Orishas está basada en reglas, por eso se le llama Regla Osha, en donde todo principio tiene una razón de ser y no se puede romper al antojo.
- en serio?... no lo había visto de esa manera – contestó sorprendido.
- una regla es no coleccionar akukos de modo irresponsable si antes no te deshaces del osogbo, ya que aún y atrapado dentro de él puede hacer maldades – le di un fuerte pisotón al gallo que aún revoloteaba y soltó un extraño silbido que lo desconcertó – sólo después de que hacen ese ruido te puedes relajar.

El hijo de Oggun abrió los ojos sorprendido mientras su padrino me miraba y agradecía con un movimiento de cabeza.

- creo que es buen momento para advertir a todos mis ahijados – aprovechó – que a partir de hoy la disciplina en mi Ilé será más estricta para evitar que algún día les suceda una desgracia.

Todos se quedaron callados hasta que se les autorizó reiniciar los ebboses; comenzamos con los oparaldos y para que le quedara claro al hijo de Ogun que no estaba bromeando, su padrino no le permitió participar y pidió me encargara de los sarayeyeos. Una hora después terminamos sin contratiempos.

Me despedí de todos cuando el hijo de Oshanlá despachaba a sus últimos pacientes. Una vez dentro del coche llamaron mi atención del lado del asiento del copiloto con unos toquidos: era el hijo de Oggún y me imaginé que pretendía, por lo que sin apagar el motor bajé a bajar el cristal.

- me puedes dar tu número de teléfono? – solicitó.
- y eso? – lo cuestioné confirmando con mi videncia sus intenciones.
- por si alguna vez me surge alguna duda – se justificó.
- en ese caso tienes a tu padrino – reviré - él te las puede aclarar.
- es que… – dudó - de eso se trata: presiento que no estoy aprendiendo con él… algo le falta… así que quisiera me aceptaras como ahijado.

Lo observé dudando en si regañarlo por traidor, soberbio, deshonesto o reprenderlo por no saber llevar con dignidad la corona de Oggun.

- no suelo robarme los protegidos de mis amigos – le advertí…
- no es robo – me interrumpió – yo soy el que quiere irse contigo.
- … y además no me gusta tener ahijados.
- quizá es hora de que tengas el primero – soltó con tono perverso.
- sabes tirar el diloggun? – lo cuestioné.
- estoy aprendiendo – se jactó pensando que con ello me convencería.
- dale una leída al signo Ogunda iroso y después le pides a tu padrino mi número: veremos si te lo da – subí el cristal y arranqué mi auto.

11 de septiembre de 2016

Willy Deville y su final con un dejo de vudú

Llegar a casa de Ignacio Pineda, dueño del Multiforo Alicia, siempre ha sido pretexto para vivir situaciones impredecibles o escuchar discos que jamás pensé que existían… uno de ellos fue el grandioso “Victory Mixture” del cantante, guitarrista, armonicista y pianista Willy Deville…

Explicar que Willy era norteamericano y nacido en Connecticut sería mera formalidad, pues su mezcla de rock, cajun, soul, blues, rumba, new wave, cabaret, mariachi, creole, salsa, polka, boogie, zydaco y jazz nos llevaría a olvidar nacionalidades, y géneros musicales, para definirlo como uno de los músicos más completos de todos los tiempos…

Ninguno de sus discos provoca indiferencia y ello lo demuestra la maestría que plasmó con diversos ritmos en los 14 álbumes que grabó y de los que opinaba: “el secreto de grabar un disco es saber cuándo detenerte… uno sabe que si vuelve a entrar en el estudio otra vez, va a matar la canción”… su pasión por la música era tal que declaró: "todo gran artista es un intermediario entre Dios y los hombres"…

Su obra se aprecia en sus colaboraciones con Mitch Ryder, Earl King, Vanessa Paradis, Los Lobos, Dr. John, Mark Knopfler, Allen Toussaint, Los Mariachis Camperos y Jean-Claude Petit; como integrante de bandas como Billy and the kids, The Royal Pythons y los afamados Mink DeVille y como solista: de su primer disco el tema “Spanish troll” llegó al puesto 20 en Inglaterra… su importancia lo hizo uno de los músicos más exitosos en la historia del festival de Jazz de Montreux…

Músico inquieto y acérrimo crítico de la industria disquera buscó inspiración en California, Paris, España, Berlín y Nueva Orleans, de ahí que su estilo crossover mutara en un mestizaje musical que podría resumirse en la canción “Hey Joe”, que interpretó con solvencia en una extraña mezcla de mariachi y rock y de la que reconocía: “le puse ritmo latino con un sonido moderado de conga y címbalos para que los gringos truenen los dedos”… y señalaba: “a la música que habla por sí misma no es apropiado ponerle color, credo, raza ni nada… cuando todos escuchaban a Los Beatles, yo escuchaba a Muddy Waters y John Lee Hooker”…


Desde joven tuvo debilidad por los excesos: tras grabar el exitoso “Le Chat Bleu”, desapareció con el adelanto que le dio su discográfica y lo gastó en heroína, pese a ello no dejó de entregar soberbias canciones llenas de sensibilidad… curiosamente cuando conocía a jóvenes que consumían drogas les advertía: “¿no sabes lo que le ocurrió a la nieta de Tyrone Power?", lo que le llevó a acuñar la frase en honor a Ylenia Carrisi: “Louisiana está transitada diariamente por ángeles y demonios”…

Por sus problemas de salud, de ser alto, de cabello largo, atlético, con aretes y anillos, enfundado en elegantes trajes negros y explotando su imagen gitano/latina con el público femenino (decía: "Dios es una mujer"), pasó a ser delgado, pálido, de mirada dura, tembloroso y con raros cortes de pelo que le dieron un aspecto provocadoramente perverso, más nunca perdió esa tesitura en su voz que podía transitar desde el infierno hasta el cielo erizando la piel del más impávido…

Falleció en 2009 de cáncer en el páncreas y hepatitis C agravadas por su creciente adicción a la heroína tras la muerte de su esposa, pero hizo hasta el final lo que más le gustaba: grabar y tocar… su último disco, “Pistola”, lo grabó antes de morir mientras reflexionaba: “ahí es cuando la vida se pone interesante, cuando cumplí 50… nunca creí que llegaría a cumplir 30, lo confieso. Y ahora creo que la música siempre va a estar conmigo”…

La influencia de ritmos africanos fue resultado de sus estancias en Nueva Orleans, se interesó en en el vudú, pero sus problemas de salud no lo dejaron ir muy lejos... en una de sus últimas entrevistas afirmó: “soy un poeta, un blusero, siempre quise serlo, pero he tenido que pagar un precio muy alto, ha sido una educación muy cara, me he hecho pedazos”…

Recién se ha publicado “Collected (1976-2009)” que incluye rarezas, inéditos y un libro biográfico, a su vez se concretó una banda que el cantante Jimmy Sterman armó con músicos que tocaron con DeVille y grabaron el disco tributo “Stars That Speak”, lo cual en su conjunto constituyen opciones para acercarse al legado de un músico prolífico que supo ganarse su leyenda…

2 de septiembre de 2016

La sicaria de Joaquín Guerrero Casasola


Joaquín Guerrero-Casasola es un escritor y académico mexicano nacido en 1962… ha publicado cinco libros, quizá para algunos sean pocos, pero con ellos ha desarrollado una interesante carrera literaria, al mismo tiempo que se desempeña como guionista de televisión…

Sobre la aparente contradicción señala: “comencé a escribir hace 25 años literatura, pero al no haber oportunidades de publicar me decanté … por la televisión... siempre tuve tendencia a lo “negro”… fue un azar que lo policiaco fuera lo primero que me publicaran”...

Desde su primer texto, “Ley Garrote”, Joaquín se ha desarrollado con versatilidad en el género de novela negra, colocándolo como uno de los sus autores más importantes en el país, al grado de que su obra ha sido traducida al alemán y al italiano, ha ganado premios en Europa y en países como Serbia se han filmado sus guiones…

Acerca de su gusto por la novela negra afirma: “para mí el crimen y lo policiaco es el pretexto para hablar del ser humano... Un pretexto excelente porque ambas cosas dan movimiento, acción, suspenso. Y permiten que al hablar de nuestra especie desde esa narrativa, no torne un asunto filosófico y plomizo”…

Un buen ejemplo de su estilo es “La sicaria de Polanco”, donde una viuda y madre de dos conflictivos hijos se convierte en una asesina a sueldo cuyo oficio pone en evidencia la perversa maquinaria que maneja el poder político en el méxico…

Sobre las diferentes personalidades de Karina Shultz, la protagonista, él explica: “es una perdedora distinguida… es capaz de urdir y matar, pero a la vuelta de la esquina el payasito callejero la pone en su lugar o pierde el control de sus hijos y sufre preguntándose qué será de ellos en este cochino mundo”…




Llama la atención la facilidad con la que el autor se mete en la personalidad de una mujer (como lo hizo Omar Nieto con la asesina de “Las mujeres matan mejor”, o al revés, como Louise Penny con el detective de “Enterrad a los muertos”): ejemplos brillantes de cómo, al igual que Joaquín, se puede salir airoso de un reto descomunal…

El texto no se queda en acción ambientada en la capital mexicana, es también una implacable crítica a la mezquindad humana, al clasicismo y al poder absoluto: ese que sin nombre y sin cara decide el destino de este país por encima del presidente en turno…

Casasola presenta atinadamente a la protagonista como una asesina fría, decidida y letal que al siguiente minuto se debate entre cuál vestido usar para una cena, sufre por no entender a sus hijos, se preocupa por su cursis amigas y asesina sin mayor conflicto a su novio…

Por qué no tuvo éxito?... yo lo compré en una venta de saldos y aun así dudé: la razón?, el título lo acerca a la literatura del narco, quienes usan sicarios para la parte sangrienta del negocio, y si bien es cierto que dicha actividad no forma parte de la trama, el nombre lo colocó “en el montón” de los libros oportunistas y le restó de credibilidad: una asesina que proviene de la zona más exclusiva y elitista del país?…

Y ahí la ironía: es un excelente texto, su trama está bien elaborada lo que lo hace ágil, con una narrativa fluida y sin abusar del lenguaje cotidiano, lleno de violencia cuando es necesario, con pasajes de la vida femenina diaria, giros imprevistos y una extensión exacta que deja satisfecho al lector y hace promisoria la carrera de su autor si escoge mejor los títulos para sus libros…

Joaquín Guerrero-Casasola, La sicaria de Polanco, 286 páginas, Ediciones B, 2011.