Marunla Tonti Merinla dice: Utilizar dinero ajeno en beneficio propio es una forma de robo, Palabras que se lleva el viento, Mal que se convertirá en bien, El producto de la porfía es la pérdida, La curiosidad puede originar ceguera y No todos los profetas son legales…

25 de abril de 2016

American gods y Elegba

La incursión de historietistas en la literatura ha sido afortunada como ya lo demostró Mike Carey con su excelente novela sobre desencarnados “El diablo que ya conoces”… en esta tendencia tenemos a Neil Gaiman: un escritor y guionista nacido en Inglaterra en 1960, creador del personaje “Sandman” y de la exitosa novela “American Gods” (ganó los premios “Hugo”, “Locus”, “Nebula”, “Bram Stoker” y ha sido traducida a 30 idiomas), aunque llama la atención que cuente con un gran currículum y sea poco aceptado por los autores de la autoproclamada literatura seria

“American Gods” narra el peregrinar de “Sombra”, quien al salir de prisión es llevado por extrañas circunstancias a trabajar para el Sr. Wednesday, implicándolo en una intriga donde aparecen deidades mitológicas que sin remedio se encaminan hacia una confrontación con los nuevos “dioses”: la televisión, el dinero e internet, complot urdido por Odín y Loki para satisfacer sus intereses: el primero, alimentarse del poder que se genere por la muerte de los dioses, el segundo, nutrirse del caos provocado por la guerra…

La idea original es interesante, sobre todo el concepto de los dioses olvidados como Chernabog, Biliquis, Anansi, Bastquienes, Eostre, Kali, Thoth, Anubis, las Zoryas, Horus y nuestro viejo conocido: Elegba, quienes viven de manera decadente, padecen la mortalidad y tratan de pasar inadvertidos en una sociedad que a toda prisa está a redactando su acta de defunción… pero Gaiman abusa de la pasarela de deidades, personajes y salvo “Sombra” ninguno atrapa al lector…

Y es ahí donde a Neil la novela se le va de las manos, hace de sus páginas una historia lineal y provoca que la trama quede dispersa entre testimonios de cómo vivían los dioses cuando estaban en plenitud, se pierde en las dudas existenciales de sus personajes y ofrece partes tediosas como la apología del “Libro de la salida al día”, de Trismegisto, para explicar la confusa resurrección de Sombra…


Gaiman creó además un concepto alrededor de su libro al usar destinos turísticos reales para escenificar sus historias (funcional artimaña para ganarse lectores), incluyendo aquella donde se desarrolla la batalla final… pero aparte de esos abusos cuenta con atinados pasajes como la primera aparición que hace la esposa muerta al protagonista (una de las mejores escenas en la literatura universal sobre un desencarnado)…

Es tan amplio el universo de dioses citados que Neil termina por ofrecer meras monografías escolares… citemos la página 314: “Las palabras habían salido de su boca, pero no eran suyas: no las había pensado ni construido ella. “No”, se dijo, eran las palabras de Elegba, el granuja. Mawu había creado al mundo y después, gracias a los engaños de Elegba, había perdido el interés en él. Había sido Elegba el astuto… quien había hablado a través de ella, quien la había poseído por un instante”…

Mawu (“Diosa creadora de todo”), forma parte de la mitología Dahomey de Benín… si bien en gran parte de África la presencia de un Elegba es una constante, su máxima representación proviene de Nigeria, así que incluir a Mawu como referencia y no a Olodumare y Eshu de los Yoruba coloca al autor en una grave imprecisión… otra observación: la mutación que sufrió Eshu como Elegba se da sólo en la Santería Cubana: en África Elegba no existe… por suerte otras tramas dedicadas a ésta deidad Orisha son desarrolladas con solvencia…

La novela de Neil Gaiman no es mala (hay toda una subcultura “pop” a su alrededor), pero tomando en cuenta la poca espiritualidad de la sociedad norteamericana, y las imprecisiones en las que incurre el autor (las que se puede identificar en las deidades con las que se está familiarizado, lo que genera riesgo con las desconocidas), lo que hace obligatorio tomarla a la ligera pues la intención de confrontar la esencia espiritual de cada Dios con el mundo moderno se queda precisamente en eso: en un intento fallido…

American Gods, Neil Gaiman, editorial Roca, 560 páginas, 2013

18 de abril de 2016

El fraude de la Encuesta nacional de lectura y escritura 2015

Cuando el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe registró niveles de lectura, los altos fueron Chile, Argentina, Brasil y Colombia, mientras que Perú y méxico los bajos… con respecto a libros leídos por persona al año destacaron Chile (5.4%) y Argentina (4.6%) al tiempo que el más bajo resultó méxico con 2.9%…

Posterior a esto se han publicado los resultados de la “Encuesta nacional de lectura y escritura 2015”, realizada por Consejo Nacional para la Cultura y las Artes a un universo de 5,845 de consultados, en la que se incorporaron nuevas variables y gracias a las cuales mágicamente méxico incrementó a 5.3 los libros leídos por persona…

Lo mejor o lo peor, y que resulta de risa loca, es que los autores del estudio señalaron que no se puede establecer una comparación (por las novedades en la metodología), entre esta optimista encuesta y la versión 2006 de la misma que nos colocó en el vergonzoso sótano de la lectura mundial con el 2.6% de libros leídos por cabeza

Así, en el año 2015 que terminó para el gobierno crecieron alegremente los niveles de escritura al contabilizarse la participación de la gente en facebook y twitter, y de lectura porque se incluyó a la Biblia, historietas, periódicos y las citadas redes sociales…

Cómo se convirtió todo eso en libros leídos?... a saber qué artilugios esotéricos usaron, pero ahora el gobierno se jacta de que como lectores ya nos podemos equiparar con Chile y Argentina, más estas cifras (advierten en voz baja y con letra pequeña), “no son confiables” hasta que se actualicen las mediciones de otros países, mismas que “para que se comparen con méxico deberán usar nuestra metodología”…!!

Sería ridículo refutar el informe (de 205 páginas con una edición muy sexy), pues no se puede debatir con seriedad un embutido de ficción y fantasía que se convierte en una broma de mal gusto, así que me limitaré a plantear una pregunta: ¿por qué aplicar una técnica que NO admite comparativo con encuestas anteriores pero arroja resultados positivos?... y respondo: porque el gobierno requiere mentir sobre sus “logros y éxitos”…


Pero en méxico las cosas siempre se hacen mal y de malas: la propia “Encuesta…”, se contradice y en sus reactivos devela la manipulación, veamos algunos de los incluidos:
  
a) Podría decir si en general deja los libros a la mitad? 46.6% contestó “sí” y 39.6 “no”.
b) Leer es uno de mis pasatiempos favoritos: 36.2 confesó que “sí” y 47.5 “no”.
c) ¿Ahora usted lee más o menos que antes? 41.6% aceptó más y 43.0% menos.

Cómo es posible afirmar que hay un crecimiento en los niveles de lectura si las respuestas negativas son porcentualmente mayores que las positivas?... y en el colmo del cinismo con la poca claridad:

¿Qué leen los que leen? libros 57.3%, periódicos 55%, redes sociales 44.9%, revistas 38%, sitios web 25.2%, historietas o cómics 16.6% y blogs 13.4%, pero aclaran que no suma 100%, porque corresponde al porcentaje de los que declararon leer este tipo de lectura (¿?)...

No se requiere de mucho para demostrar que el gobierno miente: la “Encuesta Nacional de cultura, lectura y deporte 2015”, efectuada por la Universidad Nacional Autónoma de México, determinó que sólo 2.6 por ciento de los mexicanos lee libros, contra el 21% que afirma el gobierno y esto tiende a empeorar: la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana reportó en su reciente informe que se dejaron de vender 3.2 millones el último año…

El último dato sobre el tema, y que también hecha por debajo las cifras de la “Encuesta nacional de lectura y escritura 2015”, lo da curiosamente otra dependencia de gobierno (que en ocasiones suele comportarse con objetividad), en este caso el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), quien a través del llamado "Módulo de Lectura" determinó que para el mismo periodo el mexicano leyó 3.8 libros... así o más mentiras??

Se sabe que en méxico NO se lee: un adulto ve 10 horas televisión al día y los niños tienen el índice más alto del planeta con 4.9 horas, pero el gobierno ha celebrado insistentemente sus cifras a través de noticieros que hasta los propios mexicanos (algunos de los cuales no abren un solo libro al año… ni en su vida), se creen eso de que leen mucho…

11 de abril de 2016

Carlos busca el éxito en Yemayá

Próximo a cumplir 70 años, la carrera musical de Carlos Santana ha tenido altibajos, como la de cualquier artista, de ahí su necesidad de reinventarse para seguir en el gusto del público y vigente en la escena musical internacional…

Lo hemos oído tocar flamenco, jazz, mariachi, africano, blues, salsa, psicodelia, rumba, hard rock, batá y bossa nova… lo vimos como ferviente católico, budista, santero, hinduista, guadalupano, rastafari, ocultista y mayombero http://basurerodealmas.blogspot.mx/2014/04/carlos-santana-entre-la-musica-y-el.html, hasta que se asumió como místico universal… se declaró seguidor de Sri Chinmoy, Bob Marley, Krishna, Jesús, Buda y fan del fascista político mexicano de derecha Vicente Fox… en búsqueda de una nueva personalidad se divorció de Deborah Santana (tras 34 años de matrimonio) para casarse con su actual baterista Cindy Blackman…

Sin embargo, en el camino no le ha quedado de otra más que aceptar que algunos colegas como Steve Winwood incursionen con éxito en el rock latino, como hizo con la versión del viejo tema soul “Why can't we live together” que de inmediato Santana incluyó en sus conciertos y no descansó hasta que pudo tocarlo con el propio Winwood https://www.youtube.com/watch?v=2hNVaVYDxUo

El último traspié (con el que tocó fondo), fue al acordarse de sus raíces latinas y grabar en 2014 el desangelado “Corazón” (que acompañó con un fallido concierto filmado para DVD), a lado de artistas latinos de dudosa calidad como Juanes, Vicentico, Diego Torres, Lila Downs y la mafiosa Gloria Estefan… pero Carlos suele dar motivos para ser noticia, ya sea por humildad o malicia, y en este caso lo hace al voltear al pasado, hacia una época bastante remota, en búsqueda de inspiración para componer nueva música, por contradictorio que suene…

Lo primero que se pensaría es que Santana aprovecharía su reencuentro con el percusionista de la Santana Blues Band, Marcus “The Magnificent” Malone, entre 1967 y 1969, al que un periodista encontró viviendo como homeless en 2013, después de 40 años de no saber de él y con quien se tomó la foto y hasta filmó un video... 


Más Santana no llegó tan lejos en la historia e hizo algo mejor: se detuvo en 1971, concretamente en la alineación que lo acompañó en la exitosa grabación del disco “Santana III” que en su momento alcanzó el primer sitio en las listas de Billboard, lugar que no recuperaría hasta 1999 con “Supernatural”…

Así, Santana se reúne con Gregg Rolie en teclados y Neal Schon en guitarra (ambos fundadores de Journey), Mike Carabello en la percusión (conguero de Sly & the Family Stone y Cobra) y Michael Shrieve en la batería (tocó con George Harrison, Jaco Pastorius, Mick Jagger, John McLaughlin, Pete Townshend, etc.), además incluyen a Karl Perazzo (percusión), Benny Rietveld (bajo) y Ronald Isley (cantando dos temas), y graban “Santana IV”, la continuación del proyecto musical que se desbandó violentamente mientras grababan “Caravanserai” en 1972…

Recuperando aquella alineación “Santana IV” no podía ser un mal disco, y la calidad y experiencia la demuestra cada uno de los integrantes al ofrecernos temas llenos de ritmos latinos, blues, rumba, funk, jazz y rock que en su conjunto permiten calificar el álbum como excelente…

Destacan la psicodélcia “”Fillmore East”, el funk latino “Love Makes The World Go Round”, el jazz-bolero “Sueños”, la virtuosa “Echizo” y un par con sabor a blues “You And I” y “Blues magic”… más el disco contiene temas débiles que si se eliminaran no se les echaría en falta: la poco lograda combinación disco y samba de “Freedom In Your Mind” y “Choo Choo” o el reguetón “Come As You Are”…

No es novedad la relación del guitarrista con la Santería y el Palo Mayombe: ya ha dedicado temas a deidades Yoruba como Oshun, Shango o Congas como Mama chola e incluso en sus presentaciones daba toques de tambor batá a Oshun… por ello no es de extrañar que se dedique el primer tema a Yemaya, en este caso el enérgico “Yambu”, con el que pareciera que Carlos apela a la Diosa dueña del mar para que el álbum obtenga éxito en las listas de popularidad…

“Santana IV” es un disco festivo, plagado de percusiones africanas en el que las guitarras y los teclados se alternan a la perfección para lograr una grabación bien balanceada… el estilo latino característico de la Santana Band se muestra moderno y hasta podría afirmarse que revitalizado, alejándose de cualquier intento del plagio, la auto parodia ni de un ejercicio musical retro…

En excelente álbum del que por desgracia, y hasta el momento, no se auguran presentaciones en vivo con esta alineación… esperemos que la aún incierta gira logre materializarse… 

4 de abril de 2016

El muerto pone osbtáculos a quien lo percibe

1.
Ver, sentir y hablar a los muertos conlleva experiencias fuera de lo común (aunque algunos ególatras creen que forma parte de una “misión”), dentro de las cuales hay que mencionar un par de aspectos negativos cuando aún no se controla el don:

a) Padecer el rechazo y la burla de quienes rodean a quien los percibe, escarnio resultado de la estupidez y la ignorancia que en el fondo es un abierto miedo a lo desconocido

Esto es común sobre todo en Latinoamérica, donde los padres usan el tema de los fantasmas para chantajear a sus hijos o con los niños para contar historias de sustos y sembrar el miedo entre ellos… se debe agregar que el culto a los desencarnados está arraigado en la cultura popular como la mal entendida celebración del Día de muertos

b) La impresión que provoca ver y escuchar a los muertos, créanmelo, es lo de menos…

El verdadero problema se presenta al negarse a desarrollar el don o no prevenir su bloqueo, pues tenerlo puede ser motivo de acoso por los desencarnados que, sabiendo que se cuenta con él, presionan para que se acepte ser usado como puente entre los vivos y ellos…

2.
Recién expuse que percibirlos es resultado de una habilidad cuyo origen puede estar en vidas pasadas, por lo que es necesario saber el motivo por el que se nace con él, aprender a manejarlo y evitar que nos complique la existencia...

Por qué ese don provendría de una reencarnación anterior?... quizá por la falta de una existencia espiritual evolucionada, por haber abusado de él, porque antes de nacer acordó con su Dios preferido tenerlo, en esta vida lo necesita para solventar algo, etc...

En tal sentido existen variables sobre el tema y no se debe confundir la habilidad de ver, sentir, oler y escuchar a los desencarnados (otra manera de comunicación es a través de los sueños), a ser perseguido por ellos por otros motivos… pondré un ejemplo: debo realizarme obras para quitarme muertos de encima, mínimo una vez al mes, pues Orunmila señaló que por karma siempre estaré acosado por ellos aun sabiendo tratarlos


Pese a lo anterior debemos saber que sobre nuestro don, los muertos tienen una particular opinión, en ocasiones contraria a lo que pensamos (o queremos para nuestra vida), y sobre este tema ellos rara vez aceptan razones que no sean las que ellos buscan aprovechar…

3.
Tenerlo no sólo implica aprender a vivir con él, la contraparte, los propios muertos buscan a quienes lo poseen y por ello si no se desarrolla o previene la vida de la persona se puede complicar, ya que ellos le saben útil y acosarán a quien lo tiene pues les es necesario para trascender al siguiente plano: requieren quién los escuche, a quién hacer una petición o con quién enviar mensajes a los vivos…

Es aquí en donde los muertos hostigan a la persona para que opten por ser Espiritualistas, Curanderos, Médiums, Muerteros o Espiritistas*… si se acepta la vida puede fluir sin grandes sobresaltos, pero si no se va a desarrollar, los desencarnados no lo dejarán en paz (a no ser que intervenga una tercera persona o se tomen las medidas prudentes)… 

4.
Al ser parte del destino hay un plazo individual para que se manifieste el don de interactuar con los muertos, ya sea de pequeño o adulto… pero veamos qué sucede, por ejemplo, cuando se revela siendo niños:

Los desencarnados son capaces de condicionar la vida de una persona de manera impresionante... cuando se tiene la habilidad a edad temprana pueden orillarlo a que no estudie pues mientras más letrado sea “menos creerá” en esto y él se limitará a suponerlo un fenómeno

He conocido jóvenes que conforme crecían se les dificultaba estudiar, de ahí que quienes tengan el don apenas terminen la secundaria, o en ocasiones, la preparatoria… pocos son los que terminan una licenciatura y ello, curiosamente, depende de la comprensión que tengan sus padres hacia él y del apoyo que le den para continuar su formación escolar…

Cuando la familia no proporciona sostén (espiritual), los muertos presionarán con obstáculos (falta de oportunidades laborales, accidentes, soledad, burlas y hasta vicios), para que a más tardar en la adolescencia la persona se esté desarrollando… en este sentido las bendiciones que proporcionen los padres ayudan bastante a contrarrestarlos, sobre todo la madre, pues ella está por encima de los caprichos de cualquier desencarnado…


Si bien este acorralamiento puede alcanzar grados de violencia, los desencarnados no lo hacen a la ligera pues a su vez propician el encuentro (bajo extraordinarias circunstancias), entre quien tiene el don y quién será su guía para enseñarle a desarrollarlo…

Vivir circunstancias como la anterior quiere decir que estamos a merced de los muertos?… no, pero recordemos que uno de los principios básicos de la existencia humana es el destino y estos padecimientos obedecen sin remedio a ello… podrían enumerase más escenarios sobre el acoso, pero aún quedan otro tema más importante por tratar…

5.
Irónicamente a los desencarnados les atrae “la luz” astral que provoca tener el don (algunos lo relacionan con el aura), pero es precisamente la elevación de la espiritualidad lo que puede hacer que éstos se alejen si se opta por ignorarlo: no se debe olvidar que los dones son una manera de obligarnos a evolucionar espiritualmente, de aumentar el nivel vibracional a lo largo de nuestra vida…

La decisión sobre si se trabaja una habilidad de este tipo es personal… un asunto es saber que se tiene y otro decidir no usarlo, pero es aquí donde se pueden complicar las cosas: si se opta por no hacerlo se debe tener un plan “B” que contribuya de igual manera a la evolución espiritual: esa opción es la práctica de una disciplina espiritual para que uno pueda controlarlo y a su vez alejar a los desencarnados...

El uso socorrido de talismanes, oraciones, baños de hierbas y demás protecciones es un paliativo para aquellos que deciden mantenerse al margen del contacto con el más allá, opción de la que uno termina por esclavizarse el resto de su vida…

Si es el caso contrario y la persona opta por reconocerlo y desarrollarlo, es primordial que se le sepa determinar si deberá hacerlo como Espiritualista, Muertero, Curandero, Médium o Espiritista, pues bajo ninguna circunstancia estas prácticas son lo mismo, así que se deberá poner atención con quién se consultará el afectado para que no lo manden a transitar por tierras equivocadas…

* no puede dejarse convencer de jurarse en Palo Monte sólo por tener la habilidad de ver y hablar con los muertos, ni se debe coronar Oya por motivos poco claros, pues los verdaderos Orishas muerteros son Yemaya y Olokun... tampoco debe confundirse con estar destinado a iniciar un culto a la Santa Muerte…