Marunla Tonti Merinla dice: Utilizar dinero ajeno en beneficio propio es una forma de robo, Palabras que se lleva el viento, Mal que se convertirá en bien, El producto de la porfía es la pérdida, La curiosidad puede originar ceguera y No todos los profetas son legales…

22 de junio de 2015

Los últimos libros



Los bajos niveles de lectura se están convirtiendo en un mal a nivel mundial, más por así convenir a sus perversos intereses los gobiernos no se preocupan por contrarrestarlos, atenderlos ni mucho menos prevenirlos…

Para muestra de lo anterior podrían servir las estadísticas, sin embargo, actualmente los números tienden a convertirse en una frivolidad que ya no asusta a nadie, así que han surgido interesantes formas de plantear la gravedad del problema…

Dentro de estas propuestas la del holandés Reinier Gerritsen resultó novedosa al captar con su cámara en el metro de Nueva York, durante dos años, a personas leyendo: unos pocos entre las multitudes… su testimonio fotográfico lo publicó en el libro “The Last Book”…




Así, cundió el ejemplo y el reportero Javier Nadales hizo su versión del proyecto en España, y aunque los resultados no fueron tan espontáneos, dejó patente el poco interés de los ibéricos por leer… los detalles se registraron en “Historias de gente que lee en el metro de Madrid”…




En méxico el nulo interés de la gente por leer ni siquiera motivó el intento de una fotografía, así que cualquier imagen en el metro sólo muestra la vaciedad para aquella actitud que se quiera identificar… 



16 de junio de 2015

Mp3 en la tornamesa 11: Whitesnake



David Coverdale está considerado uno de los grandes cantantes de hard rock tras haber formado parte de Deep Purple, Whitesnake y grabar con Jimmy Page, pero también tiene fama de ser difícil por haber desfilado en su banda más integrantes que en Rainbow: el grupo del guitarrista Ritchie Blackmore poseedor de una verdadera mala reputación…

Haciendo a un lado su inestable carácter, su ambición por el dinero, su adicción al sexo, su obsesión por los bienes inmuebles, su insufrible ego y su lucha por dejar el alcohol, David dejó un puñado de discos que le han permitido pasar a la posteridad en el rock…

Antes de ser convocado por Purple para sustituir a Ian Gillan, era un muchacho regordete, miope, con mala dentadura y fan de Peter Cetera, y para quien lo dude está “The Government - Demos 1971” de su primer grupo… el perfeccionista Blackmore reconocía sus dotes vocales, pero condicionó su ingreso a que acudiera con al odontólogo, oftalmólogo, modisto y dietista para fabricarle una personalidad sexual acorde con la imagen que la banda pretendía…

A partir de 1973 su vida fue otra y al desintegrarse Deep Purple fundó Whitesnake con una alineación de lujo: Micky Moody y Bernie Marsden en guitarras, Neil Murray al bajo, Ian Paice a la batería y Jon Lord en teclados, pero con los años se inicia la salida y entrada de excelentes músicos que llevaron a que dejara de ser una banda y se convirtiera en una dictadura… él lo dijo: “Whitesnake nunca ha tenido una identidad fija” ”aunque nunca pensé que entraría y saldría tanta gente”…

"Lovehunter" fue su primer éxito en 1979, le siguieron "Slide it in" y más hasta que en 1987 el homónimo “Whitesnake” los lanza a la fama, más la estabilidad del grupo se desmorona y ninguno de quienes los músicos que lo grabó participa en la gira… después de ello David se dedica a imitar a Robert Plant (Led Zeppelin), los discos escasean y pasaron 19 años para grabar el excelente "Good to Be Bad", con nueva alineación y teniendo al guitarrista Doug Aldrich como mano derecha

En 2011 publican “Forevermore”: otro buen disco aunque con la voz de David desmejorada (ya la gira de 2009 se había suspendido por el mismo motivo)… sobre el tema Joe Lynn Turner (Rainbow, Deep Purple), señaló que Coverdale usaba playback en sus conciertos, a lo que él respondió: "¿Joe Lynn Turner? Pero si no es más alto que un carrito de desayunos. Que se meta con alguien de su tamaño"…

La obviedad obliga a que cuente con apoyo de sus músicos en los coros, más a ello se agrega la renuncia de Doug Aldrich: las razones se desconocen pues un contrato le prohíbe ventilar ese tipo de asuntos, ello generó expectativa por su sustituto y por los nuevos rumbos musicales que el grupo… pero llegó la desilusión: no porque el sustituto sea Joel Hoekstra ni porque el tecladista y segunda voz sea Michele Luppi, el chasco fue “The Purple Album”…

Les suena el título?... es un disco de versiones de Deep Purple en las que participó David y que llevan a preguntarse: es necesaria la auto-parodia?... se debe sepultar el nombre de una gran banda y denigrar la carrera de un buen cantante de esa manera?... si es consecuencia de la salida de Aldrich, acaso Coverdale no podía permitir la participación de su actual alineación en nuevos temas, o en el peor de los casos, contratar compositores no habría sido una salida decente?...


En este sentido Coverdale ha declarado ante las críticas: “Nunca voy a lanzar un disco en el que no crea, y menos después de una carrera tan exitosa, voy a hacer exactamente lo que me gusta” y advierte: "Jamás he hecho música para los que me odian"…

“Good to Be Bad” podría haber sido un digno epitafio para una leyenda, así que uno se cuestiona: a qué enemigo se le ocurrió venderle la idea de hacer un disco de covers?, cómo se le ocurrió comprar semejante pifia?, se requería re-interpretar 15 temas de los 26 que Coverdale grabó con Deep Purple, muchos de los cuales ya tocó con Whitesnake?... o el nuevo disco es una rabieta ante su fracaso de volver a juntar a Purple tras la muerte de Jon Lord y las evasivas de Blackmore? 

No se puede ser objetivo pues conociendo las versiones originales “Burn” carece de frenesí, “The Gypsy” suena hueca, “You Keep On Moving” no tiene sensualidad, “Stormbringer” perdió su perversidad, “Soldier Of Fortune” finge solemnidad y el clásico “Comin Home” simplemente es un insulto…

David es un viejo lobo de mar y apostó a interpretar temas que en su momento contaban con el cantante y bajista Glenn Hughes y ahora los saca adelante con su propia voz doblada docenas de veces para disimular su declive vocal y cuyo abuso se puede apreciar con su irreconocible voz en “You Fool No One”…

Señala: “Veo lo que Deep Purple significa para la gente”… “me sorprende que me pregunten acerca de Purple porque de eso ya hace mucho”… pero contrario a sus palabras tenemos un disco flojo, aburrido, frívolo y deshonesto ante el que nos dejamos engañar por un ególatra que ahora quiere chantajearnos al insinuar que la gira para promoverlo será posiblemente su despedida del mundillo del rock…

Un fan escribió en la web de Whitesnake: “Coverdale debió agotar sus ideas” y tras acusarlo de “payaso”, indignado tronó: “Llevo más de 40 años de carrera y he vendido más de 100 millones de discos y escrito innumerables himnos de rock ‘n’ roll. ¿Cómo mierda te atreves a criticarme, amigo? Vete a la mierda"… si esto no es suficiente en su actual gira, reporta la prensa, David se ha visto increpado por fans que le echan en cara su actitud mercenaria…

Pero él arremete: “No tengo tiempo en mi vida para enemigos o gente negativa. Ellos no van a comprar mi álbum, ellos no van a comprar una entrada para verme. ¿Por qué diablos les debo una mierda? Ellos están sentados en su casa, usando el wifi de la cuenta de su madre. No les debo a esta gente nada. Sus opiniones no significan nada para mí”…

David Coverdale fue el mejor vocalista que tuvo Deep Purple, tengo muchos de los discos, pero tras escuchar “The Purple Album” creo que lo más sabio que podría hacer por nosotros es retirarse a su mansión en Los Ángeles a recibir la renta de los numerosos apartamentos (adquiridos gracias a sus payasos fans), mientras añora sus juveniles épocas…

8 de junio de 2015

Mi vida en la Santería 28: adoradores del Demonio



1.
Mis padres vivieron en una colonia que muchos ubican como parte del centro de la ciudad aunque eso es incorrecto, ya que la histórica colonia Roma está en los alrededores, e incluso, fuera del llamado Centro Histórico: ellos habitaban en un edificio de departamentos en el que para más señas transcurre uno de los capítulos del libro “Siete esqueletos decapitados”, escrito por el mexicano Antonio Malpica…

“Siete esqueletos…” es una novela negra que a ratos coquetea con el género de terror, pero que termina por desilusionar al no conseguir ubicarse con decoro en ese estilo literario… no es que sea un mal libro, de hecho tiene pasajes bien elaborados, pero el ridículo final relacionado con el secuestro de niños para ponerlos a trabajar a manera de esclavos en una maquiladora, le da al traste al inicio en el que se supone que su desaparición está vinculada a rituales demoniacos…

Durante la trama uno de los personajes se presenta en el citado edificio: en la descripción que hace Antonio Malpica, la escena (un velorio) se desarrolla dos pisos arriba del departamento de mi familia…

Fue publicado en el año 2009 por la editorial Océano: si nos atenemos a que en promedio un libro tarda entre año y medio y dos años en verse publicado y que por lo regular su creación implica un año de escritura, estaríamos hablando que el autor desarrolló la trama en 2006…

En aquel año ese departamento estaba deshabitado luego de que un irresponsable padre de familia, desempleado y con debilidad por el ron y la marihuana, asesinó a su pequeño hijo de dos años como resultado de una combinación de sus dos aficiones mezcladas con un inconsolable ataque de llanto por parte del bebé… cuando finalmente se rentó (los vecinos afirmaban que pese a estar vacío por las noches se escuchaba el llanto del bebé seguido de fuertes golpes, tal como ocurrió durante el homicidio), la nueva inquilina fue nada menos que una Santera cubana, hija de Oshún, de la que ya he hablado en otros textos…

Supongo que a la religiosa no le importó el antecedente del asesinato o quizá terminó metiendo el alma del bebé a una de las tantas Ngangas que tenía, el asunto es que en 2010 apenas y llegó organizó tambores, coronaciones de Santo e iniciaciones de Palo a cualquier hora del día, lo que la llevó a ganarse el odio y temor de algunos inquilinos…

2.
Una vez que huimos del Ilé de nuestro psicópata padrino, mi esposa y yo entramos en una especie de relajamiento en eso de “la vida religiosa social” y tratamos de llevar vida de “personas normales”…

Fue así que en una visita a casa de mis progenitores coincidí con una vecina que vivía arriba de su departamento, y en consecuencia, debajo del que habitaba la hija de Oshún: ella regresaba de hacer compras en el mercado y había decidido pasar a saludar antes de llegar a su casa… yo la había tratado poco y por lo regular le rehuía pues aparte de tener un chillante tono de voz (mismo que al carcajearse se convertía en algo irritante), era una soberana y maquiavélica chismosa…

Ahí estaba: riéndose de las tonterías que ella misma decía sobre los vecinos, poniéndolos en ridículo y de paso condenándolos al infierno, como si fuera un San Pedro que abre y cierra las puertas del “paraíso”, sin darse cuenta que en mi mirada se reflejaban terribles ganas de saltar sobre su pescuezo y retorcérselo como hacía mi abuela con las gallinas viejas cuando se proponía aliviar, con un caldoso plato repleto de verduras, una gripa durante mi niñez…


Ya se acercaba la hora de la comida y supongo que al ver que no se le pensaba ofrecer algo más allá del vaso con agua que ya había terminado, la viperina mujer avisó que era hora de retirarse…

En ese momento agradecí a todos los demonios sumerios que bailaban a mi alrededor que la convencieran de largarse, pero mi padre acabó pronto con mi satisfacción: educado como es me ofreció para cargar el par de pesadas bolsas de la mujer… sí, era un piso de distancia, sólo subir 15 escalones, pero en compañía de aquella odiosa anaconda advertían algo insufrible y hasta peligroso para mi integridad…

Yo no podía contrariar la caballerosidad del autor de mis días, ofrecí una hipócrita sonrisa, solté un falso “por supuesto que le ayudo” y muy formal me puse de pie para cargar con sus compras…

Ella se despidió, recorrió con la mirada el escenario donde había escupido grandes cantidades de veneno (supongo que para despotricar posteriormente con algún vecino en contra de mis padres) y salió por delante, cual gran emperatriz, para que su esclavo, o sea yo, la siguiera hasta su serpentario, perdón, hasta su departamento

Antes de salir me despedí de mi esposa con voz baja: “en caso de que no sobreviva puedes hacer una Nganga con mi kiyumba”…

3.
Mientras subíamos las escaleras levanté la mirada y me encontré con el nauseabundo trasero de la mujer: en ese momento recordé que el escritor Charles Bukowski se refería a ese tipo de mujeres como un inmenso “culo gordo”, más traté de poner en blanco mi mente para que cada escalón no convirtiera el trayecto en algo doloroso, cosa que no conseguí cuando del final de la redonda espalda de la mujer se escapó un sonoro pedo del que ni se inmutó; finalmente llegó frente a su puerta, pero esperó a que yo llegara a su lado para buscar las llaves en su enorme bolso…

- si por subir unos escalones se cansó jovencito – escupió – entonces debería dejar el tabaco y hacer más ejercicio para mejorar su salud…
- “no señora: yo no fumo… lo que pasa es que estoy al punto de la asfixia por el gas que pedorramente soltó en mi cara” – pensé gritarle, pero me contuve y con una apenada sonrisa fingí darle la razón…

Abrió 4 cerraduras y entramos mientras explicaba que su hijo, nuera y nietos estaban de visita con su consuegra, me pidió dejara las bolsas sobre uno de los sillones de la sala en uno de los cuales dormía un gato color miel… coloqué la pesada carga y cuando iba a despedirme descubrí ante mí un vaso con jugo de naranja: lo acepté en nombre de mi educado padre y me disponía a consumirlo de un trago cuando un golpe, seguido del chillido de un chivo, nos sumió en un incómodo silencio…

La mujer se persignó y tras una mueca de desprecio me explicó que el ruido provenía del departamento de arriba, que eso era a diario y despotricó contra las plumas de aves que invadían los pasillos del edificio, restos de hierbas, cajas de cartón, olor a ron, orines, humo de tabaco y extraños cantos en un idioma que ella desconocía y que provenían del sacrílego departamento…
 
- la señora negra y gorda que vive arriba es Santera – acusó – esa gente es adoradora del Demonio, mata animales y hace orgías…
- en serio? – solté sorprendido acomodándome en una silla…
- los Santeros adoran al Diablo… hasta le sacrifican niños que les venden las indias mugrosas que piden limosna en las esquinas…
- de verdad?
- sí, en ocasiones me la paso toda la noche escuchando unos tambores cuando hacen sus cosas – dijo sentándose frente a mí - lo peor es que a veces la gorda esa me ha invitado a sus aquelarres…
- mire qué cosa tan curiosa – dije…


- usted se acuerda de los narcosatánicos? - me cuestionó…
- claro, gente “bien”… aunque la prensa se dedicó a decir una sarta de mentiras sobre ellos: le aseguro que eran personas decentes…
- cómo? – gritó indignada al tiempo que desde el piso de arriba comenzaba a oírse el coro: eleggua eshu a sekere kere meye…
- … eleggua, eshu lawana iba boshe – completé rítmicamente el canto…
- usted pertenece a ese culto infernal? – gritó levantándose, se persignó y sacando de entre sus ropas un rosario lo apuntaló hacia mi…
- sosa sokere a laroye sokere – seguí canturreando…
- lárguese de aquí, salga de mi santificada casa engendro diabólico!…
- no señora – dije – yo no me voy hasta que usted me entregue su alma y yo pueda subir con la Santera a regalársela
- fuera! – gritó corriendo hacia la cocina, escuché abrir un cajón, sacó algo y regresó ante mi blandiendo un gran crucifijo de madera…
- ya le dije que me quedo: usted debe pagar por todos sus pecados y yo me encargaré de llevarla ante Satanás para que la enjuicie - amenacé…
- vade retro satana, apártate, satanás! no sugieras cosas vanas – gritó al tiempo que se santiguaba…
- su alma ya es propiedad de Lucifer – vociferé entre risas…
- ergo perditionis venenum propinare Vade, Satana – chilló de nuevo…
- por esta vez Satanás perdonará sus mentiras, envidias, chismes y perversiones, pero tenga cuidado: cuando usted escuche cantar a la Santera y a sus seguidores significa que el Diablo le está vigilando cada venenosa palabra que usted escupa en contra de la humanidad...
- le contaré a mi hijo lo que has hecho: le diré quién eres – amenazó…
- maravilloso – solté – deme el pretexto para pedirle a Satanás que le robe el alma a su hijo, a su nuera, a sus nietos y a su gordo gato…
- lárgate de aquí – gritó, corrió nuevamente hacia la cocina y regresó con un pequeño frasco del que comenzó a arrojarme agua bendita: la identifiqué por su aroma a flores muertas…
- sólo diga una palabra de nuestra conversación… a quien sea – me burlé de nuevo – y ya verá como los Santeros una madrugada vendrán por su alma y la de su familia…
- fuera de mi casa, monstruo desalmado!... hare krishna, hare krishna, krishna krishna, hare hare, hare rama – cantó blandiendo ahora una imagen de Narasimha* que ni cuenta me di de dónde sacó…

Salí de ahí, bajé las escaleras, toqué la puerta, me abrió mi hija y ante la pregunta de mi esposa de por qué me había tardado, respondí:

- es tan simpática y ocurrente la mujer que me tenía muerto de risa…

4.
En posteriores visitas llegué a encontrarme en el elevador al hijo de la ponzoñosa vecina y siguió saludándome como de costumbre… eso sí: ella jamás regresó a casa de mis padres…

* se trata del Dios protector hindú con cuerpo humano y cabeza de león…

1 de junio de 2015

Pedro Juan Gutiérrez: el escritor dice no ser Santero?



1.
Pedro Juan Gutiérrez es un poeta y narrador cubano nacido en Matanzas en 1950… se licenció en Periodismo por la Universidad de La Habana, trabajó como obrero, soldado, profesor, constructor, dibujante, periodista y actor de radio… ha ganado varios premios internacionales por su peculiar estilo narrativo y es considerado un autor excepcional para algunos, pero también extraño para otros…

Suele ser comparado con Charles Bukowski ya que sus personajes son irreverentes y marginales… de hecho algunos lo apodan el “Charles Bukowski tropical” y si bien Gutiérrez afirmaba que nunca lo había leído, ahora recomienda ampliamente sus libros… eso sí: se reconoce asiduo a Philip Roth, Truman Capote, Raymond Carver, Sherwood Anderson, John Dos Passos y obviamente Ernest Hemingway, aunque dice que detesta a Gabriel García Márquez

Ha conseguido una gran legión de lectores, misma que crece con cada libro que publica y en términos de importancia está al lado de las plumas más destacadas de la literatura cubana actual: Zoé Valdés y Leonardo Padura…

2
Los textos de Pedro Juan se desarrollan en la Habana, por lo que suele ser vinculado a esa ciudad, sin embargo, siempre aclara: “¿Tú sabes qué sucede con La Habana? Que yo no soy de La Habana. Yo nací en Matanzas e hice toda mi vida entre Matanzas y Varadero”…

A consecuencia del embargo económico yanqui a la isla –afirma- la vida de los cubanos “transita entre el trago, el baile y el sexo”, existencia aderezada con la corrupción, la ignorancia y un descarado mercado negro que permite a sus personajes sobrevivir todos los días en medio del caos: Gutiérrez es testigo de ello desde la azotea del edificio donde vive (a la que la prensa le ha vinculado indisolublemente), lugar desde donde ve y oye gran parte del contenido de sus libros…

En el medio literario se le define como el máximo exponente del "realismo sucio", género creado según algunos por Charles Bukowski, aunque en realidad fue inventado por John Fante y llevado a terrenos de una espinosa sutileza por Raymond Carver, a una agresiva misoginia por Bukowski y a la hiriente crudeza de Henry Miller, más Gutiérrez lo trasladó a los paradisiacos terrenos del trópico y sin darse cuenta lo renovó e hizo que el género ganara nuevos lectores, aunque él afirma sentirse más cercano a la “literatura de la violencia”…

En este sentido y sobre la “mala” imagen creada a su alrededor señala: “No creo que sea un escritor maldito. Y creo que Bukowski y otros como Celine o Kerouac solo se hacían pasar por malditos y diablos para tener una imagen propia y vender más. Eso es todo sobre los malditos: imagen pública. Yo creo que soy un escritor normal pero que se fija en la gente más pobre, en los que no tienen voz, que son la enorme mayoría al menos en mi país”…


El primer libro que Pedro Juan publicó fue “Trilogía sucia de la Habana”, mismo que le hizo perder su trabajo como periodista, llevándolo a tener durante años una relación tensa con el gobierno y provocando entre otras cosas que se hayan publicado sólo 12 de sus 17 libros… igualmente la película El rey de La Habana, basada en su novela homónima, tuvo que filmarse en República Dominicana debido a la negativa de los permisos por parte de las autoridades cubanas...

Precisamente sobre ese libro el escritor comenta: “La tesis esencial de El rey de La Habana es la pobreza, el subdesarrollo como un círculo vicioso del que es prácticamente imposible salir. Estás ahí y no sabes cómo irte, cómo salir. Porque naces en eso y te mueres en eso”...

Por qué especial su literatura es especial? y qué tienen que ver sus textos con nuestras religiones?

3.
Conozco el Palo Monte y la Osha que se practican en el continente, las cuales cuentan con significativas discrepancias con respecto al modo africanista en el que fui iniciado… más curiosamente el estilo cubano también tiene diferencias de lo que Pedro Juan llega a mencionar cuando escribe sobre los Orishas o al citar los usos cotidianos de la Bóveda espiritual…

No es que Pedro Juan sea un iniciado confeso… lo que describe en términos religiosos es parte de una cotidianeidad que dista mucho de la solemnidad con que suele practicarse en otras partes del mundo, cuando se entra a la casa de un Olosha o al pasar de una habitación a otra frente a unos atributos religiosos…

En una entrevista fue acusado de dar “un tratamiento folklorista muy respetuoso de la Santería”, a lo que indignado respondió: “No concuerdo en lo absoluto. La santería forma parte de la vida cotidiana de la gente que me rodea. Lo que sucede es que no quiero convertir mis libros en manuales de Santería, pero no me gusta hablar de eso, no soy un especialista en el tema... es una búsqueda - espiritual - y más nada”…

A lo largo de sus textos nos encontramos con que los cubanos ofrendan inciensos a sus Orishas, se pasean desnudos, tienen sexo, fuman marihuana y se embriagan frente a ellos, pueden olvidarse de atenderlos por años o montan Bóvedas espirituales con los más extraños atributos, todo ello sin que se desate la ira de los Santos ni de los antepasados con las que suelen amenazar los padrinos…

Mención especial merece la consulta que se hace uno de sus personajes (su alter ego) con una espiritista, en la cual se pueden apreciar todos los lugares comunes de esa práctica cubana y en la que se le determina a Oggún como su Orisha tutelar a través de la videncia…

Como dato curioso se puede comentar que en los correos electrónicos que intercambiamos de vez en cuando, él jamás ha hecho referencia a la religión, en ningún sentido, pese a que en alguna ocasión yo mismo llegué a mencionarlo…

Pedro Juan suele advertir en la primera página de sus libros que no es el personaje central de algunos de sus textos (para evitar más confusiones sobre la Santería), aunque se llamen igual… de hecho dice que todos son obra de la ficción, sin embargo precisa: “…la literatura es una ensalada. Tú coges algo de lo que te pasó a ti, un poco de lo que te contó la vecina, y con eso vas armando. La literatura no es exactamente la memoria propia, es siempre una construcción


4.
Gutiérrez ha sido señalado de ser machista… en una entrevista se le mencionó sobre muchas feministas que han mostrado malestar por ello, a lo que contestó con ironía: “Sí. Normal. Hay una feminista brasileña lesbiana (estuvimos enamorados de la misma mujer, pero ella se acostaba conmigo y sólo jugaba con la feminista), que ha escrito horrores de mis libros con mucho odio. Pero creo que en el fondo son celos y envidia porque yo seduzco más y mejor”…

Como escritor que observa su entorno también opina de política: acerca de los contactos entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, apunta que en la isla "predomina una especie de optimismo demasiado ingenuo. La gente quiere mejorar su economía. Pero es un proceso lento y creo que cuidadoso por ambas partes. Supongo que, como sucede siempre, el intercambio comercial mejorará primero a la macroeconomía y poco a poco se irá reflejando en la vida de algunas personas", pero no quita el dedo de la llaga y acusa: “Estados Unidos tiene muchos recursos hipnóticos: películas, música, ropita extravagante, famosos millonarios, etc., los mecanismos que conocemos para encandilar y vender una imagen de triunfo y éxito. Mierda pura”…

Por estas declaraciones y el espíritu que se respira en su obra suele ser acusado de “pesimista”, aunque afirma que él suele ser optimista "dos o tres días a la semana, el resto, pesimista. Hago un esfuerzo y vuelvo al optimismo. Y así"… pero agrega el también pintor y fotógrafo: “me burlo de mí mismo” … “Hay gente que me tiene miedo, traductores, periodistas, etc. Creen que yo soy un hijo de puta borracho, agresivo, furioso, indecente, maleducado. Y en realidad es todo lo contrario”… 

Si bien vive gran parte del año con su esposa en Tenerife, en las islas Canarias, escribió en su blog: “Hace unos días un enviado de la CNN me hizo una larga entrevista. Por cierto, un poco extravagante. El camarógrafo me pidió grabarla al atardecer en el techo de mi casa en Centro Habana, desde donde se domina toda la ciudad” … “Y una vez más surgió la pregunta provocativa y supuestamente espinosa: ¿Entrarán aquí los MacDonalds, KFK, Starsbuck, Walt Disney y etc. y se perderá esta gracia natural de los cubanos, que son tan alegres?”…

5.
Bajo cualquier óptica en que se quiera conocer la obra de Pedro Juan (sea religioso o no), su textos son disfrutables y hasta divertidos, aunque algunas críticas literarias hagan énfasis en la “excesiva” crudeza con la que se desenvuelven los retratos que hace sobre la vida en la isla socialista… él reduce todo a unas cuantas palabras: “La literatura es reflexión y pensamiento. No debe tener objetivos de ningún tipo. No debe criticar ni elogiar nada. Solo contar y si se cuenta bien, mucho mejor”…

Y sobre cómo vive al ser considerado el escritor cubano más polémico en la isla dice: “Me concentro mucho en mi vida privada. Dedico mucho tiempo a la literatura, la pintura y mis amigos. Por otra parte, yo no soy aficionado a los grupúsculos literarios ni de intelectuales. Todo lo contrario. Uno escribe y al final cada cual hace su propia lectura”...

Vale la pena ese acercamiento que Pedro Juan Gutiérrez hace a lo cotidiano de la realidad cubana, aproximación que llega a tocar la vida religiosa bajo discretas pinceladas y sin ese dramatismo o miedo con el que en ocasiones algunos religiosos de origen cubano quieren manejar la religión (con el clásico: usté está ofo…!!), sin rebuscamientos existenciales ni mentiras tremendistas…