Marunla Tonti Merinla dice: Utilizar dinero ajeno en beneficio propio es una forma de robo, Palabras que se lleva el viento, Mal que se convertirá en bien, El producto de la porfía es la pérdida, La curiosidad puede originar ceguera y No todos los profetas son legales…

26 de marzo de 2015

Los Curanderos descansan en Semana Santa



1.
Un domingo por la noche (pasados unos tres años de ser jurados como Curanderos), mi esposa y yo nos sentamos a conversar con mi padrino en un apartado rincón dentro de su Templo espiritual…

- ya viene la Semana Santa - dijo – van a irse de vacaciones?
- no sé – respondí – ya sabes que nunca salimos de la ciudad esos días… aunque estamos esperando nos digan cómo estarán las cosas este año…
- ese tipo de decisiones no queda en ustedes ni en mí, sino en lo que diga el mundo espiritual – señaló…
- vamos hacer lo de siempre? – cuestioné…
- la ceremonia sí… aunque si la instrucción es que no salgamos a la esquina, ni siquiera ahí vamos – respondió - pero eso debemos explicárselo a los nuevos Curanderos – avisó a su vez mientras se ponía de pie y nos invitaba con un ademán a pasar a la habitación donde estaban sus aprendices…

2.
- ellos ya tienen años conmigo – dijo mi padrino señalándonos – y por lo mismo ya saben en qué consiste nuestra celebración de la Semana Santa, pero ustedes que recientemente se han incorporado a mi Templo no la han vivido con nosotros, así que les explicaré en qué consiste…

En la habitación se hizo un silencio que consideré exagerado, más decidí imitar a los demás Curanderos nóveles y poner atención…

- durante la Semana Santa no hacemos ninguna obra espiritual ni trabajamos blanco ni negro – advirtió – y no atendemos a nadie por mucha urgencia que haya, está claro?
siiií, padrinoooo – dijeron al unísono…
- el próximo jueves los veo a todos aquí a las 10 de la mañana, vestidos de blanco, con su bata y sin desayunar: vamos a bajar al Cristo, le haremos una ceremonia espiritual, doblaremos las batas y si gustan después podemos organizarnos para comer…
- oiga padrino – dijo A, un tipo muy irritante – pienso salir de la ciudad, voy a ir con mis amigos a…
- está prohibido viajar – lo interrumpió – el que sale lo hace bajo su responsabilidad… si se meten en problemas no cuenten conmigo ni con ellos – advirtió señalándonos…
- por qué no podemos salir libremente? – lo cuestionó V, otra de sus ahijadas, la cual destacaba de entre todos por su rebeldía…
- estos son los únicos días en los que en el planeta no tenemos la presencia de Jesucristo, y en consecuencia tampoco de Dios ya que su hijo está muerto, de ahí que sea la mejor época para hacer brujerías… así que no podemos exponernos ni debemos dar pretexto para que los que nos odian por ayudar a los demás consigan lastimarnos…
- entonces estamos en peligro? – preguntó otro ahijado llamado M sin disimular su miedo, más su duda sonó tan ridícula que mi padrino lo fulminó con la mirada…
- aquí todo mundo puede hacer lo que quiera – soltó – pero déjenme les cuento que en el Templo espiritual donde me formé, durante una Semana Santa nuestro padrino advirtió que no saliéramos de la ciudad con la misma explicación, pero uno de los Curanderos lo ignoró y junto con su familia salieron rumbo a la playa, más no llegaron pues en la carretera el auto volcó y todos murieron…

Los ahijados soltaron cuchicheos mientras mi padrino se quedaba en silencio provocando que sus palabras adquirieran dramatismo…

- y si amplías las razones de la prohibición? – pedí - creo que a ellos les ayudaría a no pensar que la advertencia es arbitraria – el guía endureció la expresión de su rostro, pero tras reflexionar sobre mi solicitud (y supongo que resignándose a que yo siempre saltaba con extrañas preguntas), se relajó y accedió a explicar…


- existen muchos motivos por los cuales nos exponemos a peligros en Semana Santa: el primero ya lo expliqué… los otros tienen que ver con la Luna llena y la energía que desprende por ser el inicio del Equinoccio de Primavera, época del año que más afecta la psique humana…
- en serio? – lo cuestionó nuevamente V…
- existe el riesgo – la ignoró – de que esa energía choque con la que a su vez se desprende de lo que es la Primera Luz Universal que llega del cosmos: la de Primavera que son las primeras del año…
- choque de contrarios – interviene L, la ahijada más joven del grupo…
- no! – la ataja - otra energía que interviene es la que se genera en el alma de la gente por el dolor de la muerte del hijo de Dios la que desprenden millones en todo el mundo… a la misma que habría de agregársele la de aquellos que reflexionan estos días sobre la mortalidad, análisis que puede provocar un vibración que también es energía…
- vaya revoltura – dice A…
- el tema es profundo – exclamé – se trata de energías como la de los enemigos de la creencia de un Dios único… yo no hablo de un Dios católico o de una iglesia en específico: me refiero a una deidad superior… así, en estos días los millones de ateos se dan gusto burlándose de que el hijo de Dios haya sido crucificado…
- es más la gente con buenos sentimientos – dijo mi padrino – de ahí que haya quienes se dediquen a robarse esa energía positiva…
- vaya que está complicado! – exclama M…
- si nos vamos por el manejo de energías – agregó mi padrino - imaginen las que se encuentran en el ambiente y que terminarían “contaminando” cualquier tipo de trabajo o iniciación… sobre todo las iniciaciones, no importa si son espirituales o de otra religión…
- hay otra versión que nada tiene que ver con lo ya dicho – intervino mi esposa – la que afirma que ninguna obra o ceremonia es válida pues en estos días no hay energía divina ni deidades en el planeta…
- esa no me la sabía – confesó mi padrino, tomó nota mentalmente y agregó - como Curanderos no podemos ni debemos faltarle el respeto a Dios ni a su hijo ni a nuestros guías ni a ninguna Entidad espiritual que nos auxilia en nuestra misión – y sobre esto hizo el mayor énfasis – él es el que nos dio los dones con los cuales ayudamos a la gente y gracias a los cuales estamos evolucionando en esta reencarnación…

El silencio se mantuvo mientras mi padrino volteaba a vernos a mi esposa y a mí por si yo queríamos agregar algo… más al no decir nada dio por concluida la explicación…

- nos vemos aquí el jueves y ese día preguntamos si podremos salir, pero les advierto: aunque El Padre diga que pueden viajar a todos los quiero aquí el sábado para levantar al Cristo y sus batas… y al que no venga a recogerla se la recojo y se atiene al castigo…

4.
El jueves llegamos temprano al Templo… ya todos juntos mi padrino nos llevó hasta a su camioneta y pidió descargáramos cajas de fruta y ramos de flores… después pasó Espíritu y a cada uno de los ahijados, su esposa e hijas, nos hizo un despojo espiritual y el lavatorio de pies… a continuación su guía espiritual nos advirtió que no podríamos salir de la ciudad pues había bastante energía negativa acechándonos…

Una vez que terminó nos asignó funciones y procedimos a trabajar con la bata puesta: algunos limpiaron el suelo y colocaron tapetes de palma y sábanas, otros bajamos al inmenso Cristo Negro que tenía colgado en una pared y el resto se dedicó abrir las cajas de fruta… se encendieron varias velas e incienso… ya acomodado el Cristo en el piso explicó el ceremonial espiritual que haríamos con las flores y frutas, cómo las acomodaríamos y demás instrucciones… una hora después terminamos y mi padrino se dio por satisfecho…

- ahora uno por uno se van a quitar su bata de Curanderos, empezando por la persona que tenga más años iniciado, la doblan perfectamente de la manera que gusten y acomodad donde gusten sobre el Cristo Negro…

Dicho esto él se quitó la suya y puso el ejemplo, su esposa lo imitó, después nosotros y posteriormente los demás ahijados… concluido todo propuso comprar comida y desayunar juntos, pero la mayoría desistió, tras lo cual señaló que la siguiente cita sería el sábado a la misma hora, vestidos de blanco y en ayunas…

5.
Acudimos puntuales pero V no se presentó… mi padrino se molestó y soltó una perorata sobre una desobediencia que no pensaba tolerar en su Templo… después solicitó recogiéramos nuestra bata en el mismo orden en que la pusimos, pidió tomáramos fruta e hiciéramos con ella lo que nos naciera: preparar un baño de limpia, comerla, compartirla con la familia o con los desamparados que encontráramos en la calle…


Al final mi padrino recogió la bata de V, la puso sobre el altar principal, pidió levantáramos el Cristo para regresarlo a su lugar y nos citó para el domingo de siguiente semana, un poco antes de la que hora en que abría su Templo: no propuso que desayunáramos juntos…

6.
Ese domingo los ahijados fuimos llegando a la hora señalada, incluyendo a V, quien todavía traía la piel bronceada de lo que supusimos había sido un divertido viaje a la playa… pensé que la reunión era para una sesión de formación espiritual, pero el motivo era otro…

- ahijados – comenzó sin más – aquí yo soy el padrino y cuando por algún motivo yo no esté presente, mi esposa es la que va a tomar mi lugar… pero el Padrino soy yo, éste es mi Templo, aquí se respetan mis decisiones y se acata mi disciplina - todos permanecimos en silencio…

- escúchame V: les pedí que no faltaran al Templo en Semana Santa…
- es que ya teníamos boletos y… – quiso explicar pero fue interrumpida…
- tú puedes hacer lo que quieras, pero no vas a ponerme a mí en la peligrosa situación de tener que trabajar espiritualmente en caso de que hubieras tenido un accidente durante tu viaje…
- pero… – insistió en defenderse más fue callada de nuevo…
- … porque lo dije bien claro: en Semana Santa NO se trabaja bajo ninguna circunstancia! – alzó la voz generando tensión entre todos – agradécele a Dios que no tuviste contratiempos, pero la indisciplina es algo que aquí no existe… así que como NO estás dispuesta a seguir las reglas que el mundo espiritual estableció para los Curanderos, te informo que ya no perteneces a este Templo y dejas de ser mi ahijada – y agregó - si quieres incorpórate a otro Templo como Curandera, estás en tu derecho, pero que te quede claro: tu bata no te la llevas…

Ella dirigió su mirada hacia el altar donde ésta había sido colocada y en sus ojos pude percibir gran enojo…

- así que dicho esto – anunció mi padrino – y sin que tengas derecho a decir nada, te pido por favor que te retires…

V estaba furiosa, dio unos pasos hacia su ahora ex-guía y lo encaró, le gritó “hipócrita, eres un grandísimo hipócrita!”, dio media vuelta y salió violentamente no sin antes propinarle un fuerte empujón a M… nadie más que yo lo percibí, pero la acusación de falsedad provocó que mi padrino palideciera… una vez que V se fue él no dio oportunidad a ningún comentario y pidió comenzáramos a trabajar…

7.
Pasaron dos años más: algunos ahijados se fueron y otros llegaron… mi padrino descubrió la Osha, se hizo Santo y comenzó a creerse Orisha en la tierra… a partir de ahí inventó una nueva religión en la que mezclaba elementos de Espiritualismo, Santería, Yoga y medicina Crístico-Azteca, provocando entre otras cosas que sus pacientes disminuyeran y que nosotros finalmente huyéramos asqueados de su Templo…

Al poco tiempo pasó a Ifa en manos de un Babalowo que sin más se había asumido como africanista, haciendo extrañas iniciaciones que ninguna casa religiosa mexicana le reconocía… una vez que mi expadrino se creyó eso de que era sacerdote de Ifa, sus primeras ceremonias fueron dos coronaciones de Santo (a un par de incautas ahijadas Curanderas), precisamente durante una Semana Santa…

* regularmente los Curanderos portan una bata blanca como las que estilan los médicos, más no se trata de un simple uniforme: su uso tiene la finalidad proteger a la persona de cualquier ataque astral o brujería (a manera de armadura), de ahí que para hacer una limpia deban vestirla (esta prenda se recibe de manera ceremonial cuando se inicia a la persona)… la única circunstancia en la cual no se usa es cuando se hace un trabajo negro, sin embargo, el Curandero deberá cubrirse mañosamente la cabeza para que cuando el afectado trate de regresar la brujería, no pueda ver quién la hizo…

15 de marzo de 2015

El poco conocido origen de los niños Abikú (último)



9.
Ahora bien: limitarse a dar una explicación como la que está en el inciso 6 es dejar incompleto el concepto de ser Abikú como parte del ciclo de la reencarnación dentro del proceso de purificación del karma, por ello es necesario complementar este poco entendido ciclo de vida y muerte…

Aunque ya se expuso, me permitiré repetirlo para dejar clara la idea:

un alma antes de nacer mantiene una conversación con el Dios en el que cada quien quiera creer, estableciendo de común acuerdo cuál será su destino una vez que haya reencarnado, así que si es necesario nacer en condición de Abiku para completar su evolución espiritual, le dará a escoger quiénes serán sus padres, sus hermanos e incluso (dependiendo de la edad hasta que vivirá), a su novia, sus amigos y enemigos, profesores, vecinos y demás gente…

Esto no es arbitrario: no hay posibilidad de que ningún detalle de cualquier reencarnación quede al azar, ni sea marcada por la parcialidad ni mucho menos a partir de casuales, ya que a su vez los padres del Abikú, por separado y estando en calidad de almas igualmente antes de nacer, también tendrán oportunidad de seleccionar quiénes serán sus abuelos, padres, hermanos, tíos, novios, amantes, amigos y rivales, profesores, sus estudios, empleos y jefes, las enfermedades de las que habrán de morir y aquí viene lo más importante: podrán elegir a la respectiva pareja sentimental con la que habrán de casarse, quiénes y cuántos serán sus hijos producto de ese matrimonio e incluso que uno sus descendientes será un Abikú…

El exsacerdote de Ifa Rubén Cuevas (que ibae ibayen), describió este aspecto a la perfección en un texto del cual reproduzco literalmente sus palabras: “el 100 % del karma de una persona, está compuesto por un 50% de Karma individual y 25% de cada uno de los padres, esto está en los signos de Ifá Oshé Bile: "donde se heredan las riquezas de los padres, pero también sus iniquidades y sus enfermedades, pues es un Ifá de herencias en general" o en Ofun Gando: "donde marca la pérdida de un hijo, porque el padre no supo frenar a tiempo los malos sentimientos que heredó de él". Como se puede observar nuestros padres no están puestos al azar en nuestras vidas, están enlazados kármicamente con nosotros”…

A partir del entorno anteriormente descrito, debe verse a los niños que nacen para morir como una de las millones de opciones que existen para mantener en el universo el equilibrio entre la vida y la muerte, entre lo material y lo espiritual e incluso entre lo que algunos definen como lo bueno y lo malo… o en su defecto, si desea verse cínicamente puede reflexionarse la cuestión del karma y la reencarnación como un tipo de “esclavitud perfecta” de la cual algún día escribiré en este blog…


Para finalizar con este aspecto: numerosos Santeros y Babalowos aseguran erróneamente que el karma y la reencarnación son conceptos de “filosofías orientales” que no forman parte de la “cosmovisión africanista” de los Yoruba, sin embargo, en el libro sagrado de “Los 256 Oyu Odus y Omoluos de Ifa” son numerosos los signos que hablan de ello, así que para cualquier duda se puede remitir a la lectura de los siguientes signo:

- Oyekun kana, del cual nace el camino de la reencarnación
- Oyekun ika, el Ifa de la reencarnación y la ley del karma
- Oyekun irete, donde surge la necesidad de la reencarnación
- Ogunda ja meyi, en el que los descendientes y las subsiguientes reencarnaciones de los seguidores que originalmente vinieron a la tierra (…) se convirtieron en los sacerdotes e hijos de estas divinidades (…) hasta la eternidad
- Ika di, que aclara que es un Ifa de reencarnación pues en la anterior vida fue Odi ka

10.
Un aspecto a considerar obligatoriamente una vez que haya fallecido un niño Abikú es que no se puede dejar que esa alma quede pegada a cualquiera de los padres, así como tampoco se le debe solapar que se convierta en un obstáculo para el futuro crecimiento o reproducción de la familia o de la realización del hombre y la mujer involucrados en la procreación, como pareja o ya separados, esto último por la razón que sea…

Es por lo anterior que sugiero indispensable cerrar etapas pues la vida para vivos y muertos sigue (aunque par el caso de los desencarnados suene contradictorio)… no debemos olvidar que cualquier Abikú vive a lo máximo hasta los 15 años de edad, así que si estamos ante un niño que alcanzó a nacer, fue bautizado, tuvo ceremonial funerario y fue sepultado bajo cualquier creencia religiosa, recomiendo a los padres se hagan un despojo espiritual (concretamente uno que aleje a los desencarnados), para garantizar que el alma de su hijo siga su camino…

En este sentido debo señalar que también deberán hacer una purificación de su astral todos los que estuvieron involucrados en el aborto, si este fue provocado, concretamente aquellos familiares o allegados que participaron indirectamente en el suceso, ya fuera porque sugirieron la clínica, recomendaron a la persona que se encargó del legrado, colaboraron con todo o parte del dinero, contribuyeron con el transporte o proporcionaron cualquier tipo de ayuda (esto tiene que ver más con cuestiones karmáticas que con alguna venganza por parte del propio Abikú, pues ya lo dice el refrán: peca tanto el que mata a la vaca, el que le agarra la pata y el que ve todo y no dice nada)… 

Pero si el embarazo se complicó y el producto se mal logró, sugiero lo siguiente si es que la persona no desea inmiscuirse en cuestiones de Palo, Santería o Ifa:

- la madre que abortó (de forma natural o inducida), debe hacer un muñeco de masa de migajón exclusivamente blanco y bautizarlo con agua bendita bajo el nombre que se hubiera pensado ponerle en vida, aunque éste sólo haya pasado por su cabeza una vez, incluyendo los apellidos … una vez hecho esto se deberá ir a un panteón para darle santa sepultura en la orilla de la tumba o cripta que más le llame la atención, se le hace oración y se le dejan flores blancas (en caso de que el padre sea quien tenga la inquietud o perciba que alrededor de su vida giran consecuencias del aborto, también puede hacerlo)… finalmente, es fundamental que no se vuelva a poner un pie en el cementerio que se haya elegido…


Muy importante: se sugiere hacer lo anterior antes de que se cumplan los 9 meses del fallecimiento del bebé…

- durante la celebración del Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos inmediata al deceso (concretamente el día primero de noviembre, que es cuando se celebra a los muertos pequeños): al momento de montar su ofrenda preparar otra aparte, de tamaño menor, al frente del altar principal y de preferencia en una mesita de madera, el cual contendrá sobre un mantel blanco dulces tradicionales de azúcar, flores, caramelos y una veladora grande que se encenderá antes de las que se coloque a los antepasados (no se debe incluir ni alcohol, ni fotografías, ni cigarrillos ni alimentos)… para el caso de aquellos países que manejen las conocidas calaveritas de azúcar, se sugiere conseguir una con el nombre del bebé (o varias tratándose de una mujer que haya sufrido numerosos abortos)…

Una vez montado todo se procede a meter el alma de los bebés al altar, dando un golpe en el centro de la mesa por cada uno de los Abikús (a manera de llamado), mientras se dice el nombre en voz alta incluyendo los que hubieran sido sus apellidos en vida…

Es importante señalar que una ofrenda de muertos bien montada es aquella que se programa de manera de que el altar tenga su entrada y salida para que los antepasados lleguen, disfruten de las atenciones y sigan su camino sin que se queden atraídos por la “luz” del altar ni por la energía de los vivos…

Tratándose del ofrecimiento para los pequeños se hace lo mismo, con la diferencia de que al levantar todo con lo que se les agasajó (incluyendo el mantel), se va directamente al panteón: a la mesita de madera se podrá seguir dando cualquier tipo de uso…

10.
Algunas consideraciones:

- en caso de que en el padre o la madre desaparezcan los síntomas de la presencia de un Abikú, jamás deberá volver a ofrendarse algo ni citarse al fallecido ni mucho menos colocar fotografías dentro del altar en futuros festejos del Día de muertos…

- a cualquier niño que haya fallecido en condición de Abikú nunca se le deberá pedir ayuda para solucionar ningún tipo de problemas como en ocasiones marcan los principios del Espiritismo, la Osha e Ifa en términos de mantener contacto con los antepasados…

- si el Abikú falleció en la pubertad, nunca deberá buscarse a un Espiritista para contactarlo y tratar de saber cómo se encuentra o si necesita “algo”, sobre todo si el Médium (a cambio de un abusivo cobro extra), se ofrece a prestar su cuerpo para que el niño hable directamente con sus familiares: hacerlo puede provocar que el rencor hacia los padres se reavive (si falleció como consecuencia de una borto), o en el peor de los casos podría provocarle un retroceso de hasta diez años (de los nuestros, aunque para el desencarnado se pueden convertir en cientos), en su camino para alcanzar la siguiente reencarnación…

8 de marzo de 2015

El poco comprendido tema de los niños Abikú (2)


5.
Irónicamente las dos anteriores circunstancias pueden irse a un sinfín de extremos, y por ello expongo el siguiente ejemplo:

Un aspecto poco entendido en la naturaleza del karma* son el Alzheimer, el Mal de Parkinson y la llamada Demencia senil: si bien estas enfermedades no necesariamente están relacionadas, comparten algunas similitudes sobre todo en lo que se refiere a la pérdida de la memoria…

En términos de este concepto de causa y efecto (esgrimido en religiones como el budismo, el espiritismo, el hinduismo y el yainismo), uno de los inicios de cualquiera de estos padecimientos físicos puede estar vinculado a la necesidad del inconsciente (o la propia soberbia pensando que se actuó correctamente al pasar por encima de una o miles de vidas humanas), de una persona para olvidar todos aquellos sucesos negativos que hayan cometido en vida y/o en extremo contra el prójimo…

El otro origen puede ser en realidad un regalo del Dios preferido de cada uno, con la intención de hacerle olvidar los malos ratos vividos para ir aligerando de su alma principalmente el dolor y con miras a facilitar (en términos de comodidad), su siguiente reencarnación… esto viéndolo particularmente para el caso de aquellas personas que evolucionaron espiritualmente de manera favorable o que hayan cumplido sabiamente con el destino que ellos escogieron vivir antes de nacer…

Cualquiera de estos dos escenarios pueden generar una condición Abikú en diferentes grados para las próximas vidas, por ello es que al no conocerse desde el punto de vista espiritual el motivo de la pérdida de memoria, el alma reencarnada como Abikú difícilmente se aferra a vivir (por algo finalmente muere), siendo exclusivamente la necedad de los padres por mantener a su lado a los pequeños la que les hace padecer a todos amarguras gratuitas…

6.
Aquellos que sufran la pérdida de un hijo Abikú deben recibir una profunda explicación y aclaración de cualquier duda para llegar al entendimiento de por qué les sucedió algo tan doloroso, sí, pero espiritualmente también deben cerrar ese ciclo para que vivos y muertos continúen en la senda de la evolución espiritual…

Para el caso de que Ifa marque durante el embarazo la presencia de un niño con un Abikú encima (a lado, encima o pegado), la realización de un oparaldo especial a la madre embarazada (o al bebé una vez que haya nacido y cuando la edad lo permita), es la mejor y definitiva solución…


El asunto se torna serio si el pequeño es propiamente un Abikú: en ese caso NINGÚN ebboe, ceremonia o iniciación religiosa salvará al pequeño de tener que cumplir con ese destino… entregarle Mano de Orunla o coronarle Santo** lo único que hará será alargar su existencia en condiciones completamente adversas y le hará padecer sufrimiento innecesario pues de todos modos va a morir… en este caso se recomienda a los padres no vivir con la angustia de que el hijo o hija va a fallecer, se sugiere disfrutarlos como sólo ellos sabrían hacerlo…

En este aspecto tan delicado dentro de la Osha e Ifa, se sugiere a los progenitores tomar las cosas con sabiduría y sentirse satisfechos de que ese niño Abikú les haya escogido como padres en el momento en que Orunmila le dio la oportunidad de establecer su destino antes de nacer, pues el haberles tomado en cuenta es que les vio aspectos positivos como individuos y como pareja, pero sobre todo alguna virtud en especial, algo que necesitaba y que como padres le podían dar para completar su breve paso por la vida…

Aquellos interesados en la religión de los Orishas, los principales oddun de Ifa que hablan sobre el tema son:

- para los que vienen irremediablemente Abikú: Ogbe She, Ojuani Batrupon, Obara Iroso, Oabara She, Okana Irete, Otrupon Yekun y Ogbe Fun, que por ejemplo señala “todo es de corta duración y lo que nace ha de morir pronto”…

- los marcan que un bebé trae pegado a un Abikú: Oddi Meyi, Iroso Eyeunle, Oshe Paure, Ogunda Trupon, Ika Iwori, Otrupon Ogunda, Ofun Meyi, Ofun Osa y Ogbe Iwori, donde se marca “el Abikú hace mentiroso al médico”…

7.
Si un matrimonio debe enfrentar la pérdida de un recién nacido, es precisamente la falta de una explicación como la anterior la que hace que en los padres (sobre todo si son jóvenes y primerizos en el tema de la maternidad), el sufrimiento, la incomprensión y el desaliento se hospeden en sus vidas y terminen por marcar con miedo cualquier futuro intento de formar nuevamente una familia…

Hace años compartí en un hospital esos espantosos momentos con un matrimonio bastante joven… en algún momento el padre sostenía en brazos el cadáver de su bebé, quien vivió tres horas antes de fallecer mientras entre lágrimas renegaba, maldecía y de paso insultaba a Dios reclamándole ser muy injusto…

Días después de haber sido cremado el pequeño (otro gravísimo error tratándose de Abikús), al querer explicarle que el fallecimiento prematuro obedecía a una razón especial, a una decisión propia antes de nacer, él en su dolor y ceguera me dijo que Dios era un gran cabrón… y cuando intenté hacerle entender que si me hubiera hecho caso de cerrar los ciclos relacionados con los anteriores abortos de su esposa quizá otra hubiese sido la situación, exclamó: esas son pendejadas


8.
Entrando un poco en el detalle de lo descrito en los dos párrafos anteriores, comentaré que por lo general el tipo de muerte de un Abíkú puede recorrer todos los extremos del dolor posibles: desde aquellos a los que la gente llama “muerte de cuna” o a través enfermedades hasta los fallecimientos violentos por accidentes, agresiones sexuales, desconsideraciones e incluso el asesinato (irónicamente a manos de sus padres o hermanos), cumpliendo con ello el requisito de consumar su muerte para evolucionar en la corta vida…

En mi caso la experiencia con los Niños que nacen para morir no se limita exclusivamente al terreno espiritual atendiendo pacientes y amistades: tuve un hermano Abikú que falleció a la edad de 5 años, de manera dramática, durante un incendio en el que mis padres perdieron todo su patrimonio y la posibilidad de un futuro económico y material con cierta solvencia…

Al paso del tiempo todos los síntomas de la presencia de un Abikú los padeció mi madre a través de numerosos abortos y como resultado de su intención de embarazarse nuevamente…

Fue gracias a la intervención de una Curandera de origen indígena, fiel conocida de la familia, que finalmente lo consiguió (para más detalle cobre mi relación con las culturas prehispánicas, ir a este vínculo: http://basurerodealmas.blogspot.mx/2014/04/mi-vida-en-la-santeria-19-mis-primeros.html), la cual si bien no atendió propiamente la situación de la presencia de mi hermano como un Abikú, sí lo hizo través de limpias espirituales, brebajes y largas pláticas para hacerle tomar conciencia de alguna extraña circunstancia que yo en aquel entonces no comprendía… más curiosamente al nacer mi hermana lo hizo de siete meses y estuvo debatiéndose entre la vida y la muerte, hospitalizada de tiempo completo, durante casi un año antes de que los médicos la dieran de alta…

Irónicamente y tal como señalé en el tercer párrafo del inciso 4 de esta serie de textos sobre Los niños que nacen para morir: actualmente el cuarto hijo de mi hermana es la indiscutible reencarnación de aquel hermano que falleció en el incendio…

* es irónica la contradicción sobre el tema del karma en la Osha e Ifa: Santeros y Babalowos claman indignados que esos conceptos orientales no forman parte del conocimiento africano de nuestras religiones, sin embargo, al determinar los signos toyale y testigos en la ceremonia de Mano de Orunla, reconocen abiertamente la existencia del destino, el cual es la razón de ser y existir de orunmila en la vida de todo ser humano…

** en este sentido no se debe olvidar que la edad recomendable para hacerle a una persona cualquier tipo de iniciación en el Palo, la Osha o Ifa, es a partir de que cumple 28 años, ya que es hasta esa edad cuando todo individuo comienza a vibrar energéticamente con su luz divina, astralmente alcanza su madurez y emocionalmente comienza a tomar decisiones que serán determinantes en su vida como adulto… obligarlos desde pequeños, o siendo adolescentes, a recibir la mano de Orunmila, por ejemplo, es forzarlos a enfrentar un destino para el que no están preparados en ningún sentido…