6 de mayo de 2013

Mi vida en la Santería 7: Sexo por aquí, sexo por allá


1.
Había bastantes religiosos en aquella casa, ya que las ceremonias dedicadas a coronar ciertos Orishas suelen ser bastante laboriosas, y en consecuencia se necesitan de muchas manos para cumplir con las arduas labores que estas consagraciones requieren… en este caso se trataba de un joven matrimonio que iba asentar Obatalá y Shango…

La Coronación de Santo se celebraba en la casa de un Santero hijo de Inle (el cual conocía a la pareja), quien solidariamente la había facilitado incluso para que los dos cumplieran con su estancia de siete días en el trono…

Entre las personas que ahí se encontraban, tanto hombres como mujeres, había Santeros, Babalowos, algún Palero, Espiritistas, Aleyos, no iniciados y el obligatoriamente necesario Oriaté… la mayoría vestidos con ropa blanca y con quilla o akete en la cabeza, según el caso… todos contaban ya con las siguientes tareas asignadas después de realizada la “parada”, las cuales estaban cumpliendo afanosamente…

2.
- así estuvo esa vez: se solucionó todo sin mayor complicación Olowo – le dice el Babalowo 1 al Babalowo 2, mientras el Oriaté que los acompaña ríe escandalosamente…
- pues bastante embarazoso el asunto – le responde el otro que también ríe y dirigiéndose a los dos dice - pero ya saben: en la religión siempre tenemos obras para resolver cualquier problema… o para crearlos a quien se los merezca…
- sí – insiste el Babalowo 1 con el tema – por ejemplo… para que una mujer caiga redondita con usted y nunca le pase por la cabeza abandonarlo después de que hayan tenido sexo… para que piense que ha sido el hombre que mejor se la ha cogido en toda su vida… tiene que hacerse un ebboe en el miembro antes de tener relaciones, para lo cual va a rezar sobre el tablero el signo XXXXXX y una vez que termine el polvo lo echa en una botella de orujo con especies y le agrega…
- discúlpame Olowo – lo interrumpe educadamente el Babalowo 2 y se encamina hacia donde los demás religiosos trabajando…

 * Ewe de Obatalá

- qué carajos estás haciendo René? – increpa el Babalowo 2 a un Santero hijo de Obatalá – quién te dijo que te prepararas así para eso?
- nadie padrino – le responde el Sacerdote de Osha con temor pero a su vez desconcertado, pues no sabe exactamente cuál es la falta que está cometiendo…
- entonces por qué chingaos lo estás haciendo?
- es que yo pensé – trata de justificarse de cualquier cosa mientras en una mano sostiene una ajapa que suelta tímidos zarpazos en el aire, y en la otra porta un cuchillo…
- aquí no se piensa, cabrón… aquí no se hace ningún tipo de suposiciones! – le grita el Babalowo 2 mientras anhela tener entre sus manos una cerveza - aquí nadie toma decisiones… aquí el único que dice qué se hace o se deja de hacer soy yo!… o en última de las instancias la persona a la que yo haiga dejado como responsable de dirigir cualquier actividad…
- perdóneme padrino – dice el ahijado…
- perdóneme ni madres – exclama el Babalowo 2 impregnando de cierto tono burlón sus palabras, al tiempo que se acerca a su ahijado y prácticamente le arrebata la ajapa de las manos para meterla en una cubeta con agua y grita – Benítez ven para acá!!!…

Ante el llamado un Santero, hijo de Oggun, deja de lado lo que estaba haciendo (cortando pequeños triángulos de coco), y se planta también con un cuchillo en mano frente al Babalowo 2…

- por qué si te puse responsable de toda esta parte de la ceremonia no estás al pendiente de lo que hacen todos? – le reclama el padrino, quien al momento de gritar y por el coraje, siente que transpira los efectos de la resaca por cada uno de los poros de su piel – dónde chingados andas?…
- precisamente tratando de estar al pendiente de todo – le responde sin amilanarse…
- con la religión no se juega – continúa el Babalowo 2 – y mucho menos con Shango… bien sabes que para las ajapa se usa una piedra…
- claro que lo sé – se defiende el hijo de Oggun…
- y entonces por qué coños dejas que René tenga en una mano la ajapa y en la otra un cuchillo? – persiste el Babalowo 2…
- yo no sé si René pretendía hacer algo con las cosas que tenía en la mano o si sólo las estaba “calentando” - le responde a su vez el hijo de Oggun con la confianza que le da ser el brazo derecho del jefe religioso, y finalmente le dice en tono retador - pregúnteselo a él…
- vengan para acá, cabrones – llama el Babalowo 2 a Benítez y al hijo de Oggun hacia un rincón de la habitación, habla con ellos en voz baja pero por la forma en que manotea a leguas se nota que en tono rudo… los dos religiosos escuchan en silencio…

Minutos después todos regresan al centro de la habitación, al tiempo que el Babalowo 2 pide la atención de todos los presentes...

- les quiero pedir que pongan cuidado en todo lo que hagan, cabrones - dice con aires de autoridad - una coronación de Santo es una ceremonia muy delicada en la que no se pueden hacer pendejadas... a partir de este día a Benítez dejo de pagarle su derecho por participar en este tipo de iniciaciones... es un casti... digo, una multa por no cumplir con su papel de vigilar que todo lo que aquí se hace se cumpla al pie de la letra, tal como marcan las reglas de la religión...

Todos los presentes guardan silencio...

- ... y sí alguno de ustedes quiere que algún día yo le pague su derecho, deberá ganárselo a punta de sangre y sudor... demostrarme que se lo merece - advierte el religioso manoteando en el aire - pero tampoco piensen que vienen a trabajar de gratis conmigo, si bien no les pago en dinero, les entrego experiencia porque ustedes al estar aquí están recibiendo conocimiento prácticamente gratis, que eso es de agradecerme... así que sigan haciendo sus labores, pero poniendo atención y respetando la presencia de los Orishas que se están coronando y cuya energía está por aquí...

Todos los presentes regresan en silencio a sus labores...

El Babalowo 2 hace una señla a Benítez y éste saca la ajapa de la cubeta, al tiempo que recoge del suelo una rama de las hierbas que se usaron horas antes para el omiero... empieza a provocar al animal toqueteándole la cara hasta que un par de minutos después el Babalowo 2 se la arrebata, cuando considera que ya está preparada, y con un ademán le da instrucciones para que haga uso de la piedra…

Una vez que el Orisha ha recibido su atención, el Babalowo 2 pide al Babalowo 1 y al Oriaté que se acerquen, vacía en el hueco de la ajapa vino tinto, le da un sorbo, vuelve a ponerle vino y se lo pasa al Babalowo 1… la misma operación se repite para el Oriaté y dos Santeros más, quienes privilegiados fueron invitados a formar parte del protocolo…

El ritual se repite con otra ajapa y en él participan nuevamente el Babalowo 2, el Babalowo 1, el Oriaté y otros dos Santeros escogidos también por el propio Babalowo 2…

- con esto – les dice con picardía el Babalowo 2 al Babalowo 1 y al Oriaté, mientras les muestra la segunda ajapa – cualquier mujer va pedir tregua… ninguna nos va aguantar el ritmo!

Y los tres ríen escandalosamente…

* Ewe de Shango

3.
- … y seguramente ahorita les ha de estar contando a esos dos que después de beber del vino de Shango, todas las mujeres del universo terminaremos pidiéndoles tregua a media cama – dice la Santera 1 a otras dos que se encuentran cómodamente sentadas, disfrutando de refrescantes bebidas y prudentemente lejos del ceremonial…

Todas las Santeras ríen…

- que me pregunten – agrega con tono irónico la Santera 1, que también es la madrina de los dos futuros Iyawos…

Todas las Santeras ríen…

- pero para puras vergüenzas – agrega la Santera 2, que pese a la prohibición se presentó a la ceremonia enfundada en un ajustado pantalón blanco, mismo que resalta sus exuberantes formas – a la hora de la hora siempre se queda uno a medias con estos tipos… es como calentar el boiler y al final no bañarse…

Todas las Santeras ríen…

- yo no sé por qué presumen de hacer tantas obras y de ser los incansables héroes sexuales en la cama – dice con ironía la Santera 1, esposa del Babalowo 1 y quien huele exageradamente a perfume - si al final todo es mucho ruido y pocas nueces…

Todas las Santeras ríen…

- el que se ve que como que sí cumple es Raúl – dice la Santera 1
- quién es ese? – cuestiona con picardía la Santera 2 y quien desde que llegó cruza obsesivamente las piernas de un lado hacia otro…
- se acaba de hacer Ifa – le responde y agrega - papacito…
- ya me acordé: es uno que lleva una arracada en la oreja izquierda y está buenísimo – reconoce la Santera 2…
- por si fuera poco es joven… y lo mejor de todo – presume la Santera 1 – ya me di cuenta que le gusto, lo descubrí mientras atendía la mesa de Babalowos durante un tambor… ya saben: ser la mesera de estos - dice con un desdeñoso ademán señalando hacia el lugar donde están los Babalowos y el Oriaté - tiene sus prerrogativas…

Todas las Santeras ríen…

- y tú marido? – cuestiona la Santera 1 a la Santera 3, quien hasta entonces ha permanecido callada y cuyas risas ante sus comentarios habían sido más bien discretas: es una atractiva mujer vestida pulcramente de blanco como las reglas ordenan (falda con blusa de manga larga), y con una quilla reluciente tapándole correctamente la cabeza...
- mmmm – duda, ya que en el fondo de sus pensamientos sabe que debe dar la respuesta que las mujeres quieren escuchar, pues en caso de decir lo contrario corre el riesgo de que en ese momento se convierta en objeto de envidia, así que finalmente les miente – la verdad es que a mí ni cosquillas me provoca…

 Todas las Santeras ríen…

* Ewe son plantas o hierbas que por sus propiedades mágicas están asociadas a determinados Orishas y son usadas para diversas obras en la Santería, como la preparación de Omiero…

2 comentarios:

Yankara Mendez dijo...

Que clase de mierda es esta? Puro difamar?

ujule rachid dijo...

yankara: creo que difamar no es sinónimo de contar la verdad sobre lo que sucede en las religiones de origen africano... decir las cosas como son es lo que se necesita en la osha, el palo e ifa para que estas practicas retornen a su origen: la evolución espiritual... con todo respeto, si no te gusta lo que aquí escribo, no lo leas y mejor rescata tu blog sobre palo que tienes completamente abandonado para que ahí publiques tus opiniones, o dedícate a la tecnología de celulares, que quizá se te de mejor... lo que sí, ten educación, no insultes y acepta este consejo: nunca escupas al cielo...

suerte...